Capítulo 226 – No te Preocupes por Nada

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Song Junwan regresó al dedo superior del Pico Medio, con su rostro totalmente enfurecido mientras volaba hacia el lago de sangre y hacia su cueva de inmortal. Antes de que la puerta pudiera siquiera abrirse como era lo habitual, la pateó con todas sus fuerzas.

Un enorme estallido se escuchó, y la puerta tembló mientras se extendían grietas por toda su superficie.

“¡Ese asqueroso Cripta Nocturna! Ya se cree muy grandecito ¿no? ¡Cómo se atreve a decir que no volverá a casa conmigo!” Pateó la puerta una vez más, y esta colapsó en pedazos, después de lo cual entró enojada a su cueva de inmortal.

Los cuatro sirvientes de afuera temblaban del asombro. Jamás habían visto así de enojada a la gran anciana; realmente había destruido la puerta de su propia cueva de inmortal.

Poco después, se escucharon más choques e impactos que venían del interior, mientras Song Junwan arrojaba cosas al suelo y golpeaba las paredes. Sin embargo, solo había podido desahogar parte de su enojo. Se sentó allí donde estaba, con el rostro destellando con una amargura oculta que ni ella misma se daba cuenta que tenía.

“¡Imbécil Cripta Nocturna! ¡Hice que barrieras los senderos del Pico Medio y repararas las cuevas de inmortal para que las personas no te odiaran tanto! Cuando las personas hacen grandes alborotos como tú, por supuesto que los demás sentirán envidia. Está bien, quizás pedirte que limpiaras los basureros fue un poco exagerado, pero todo lo que tenías que hacer era pedírmelo, venir a rogarme, ¡y te hubiera dejado libre!” Song Junwan solo se enojaba cada vez más.

“¡Pero entonces decidiste conspirar con foráneos! ¡No puedo creer que escaparas! ¿Dices que no volverás? ¡Está bien! ¡No regreses por el resto de tu vida!” Agarró una botella de alcohol que tenía cerca y la tiró contra el suelo.

Los sirvientes de afuera intercambiaron miradas avergonzadas, y luego simplemente se quedaron viendo hacia abajo, a sus pies, pretendiendo no escuchar nada.

Mientras tanto en el Templo del Maestro de Sangre del Pico Cadáver, Bai Xiaochun estaba allí sentado hirviendo de furia. En su opinión, Song Junwan estaba siendo demasiado dominante. ¿Qué derecho tenía de pedirle hacer todas esas cosas? ¿Acaso estaba ella a cargo de si él quería o no confeccionar píldoras para otros?

“¡El carácter de esa arpía es ridículo!” gruñó consigo mismo.

El Maestro de Sangre Risco Ventoso estaba sentado allí en frente de él, con una pequeña sonrisa extraña en su rostro. El gran anciano también estaba cerca, con una expresión igual de rara en su cara. Los dos intercambiaron miradas; a estas alturas, los dos estaban convencidos de que había algo entre Cripta Nocturna y Song Junwan.

“Respira profundo Hermano Menor Cripta Nocturna,” dijo sonriendo el Maestro de Sangre Risco Ventoso. “¿Por qué no hablamos del asunto de confeccionar medicina?”

Bai Xiaochun levantó la mirada. Esta era su primera vez dándole un buen vistazo a Risco Ventoso. Después de examinarlo por un momento, asintió.

Recientemente, se había dado cuenta de que, considerando lo famoso que era, debería de actuar de un modo un poco más arrogante.

“Primero lo primero,” dijo levantando la barbilla. “Si pasa algo malo mientras confecciono las píldoras, ¡ustedes tomarán la responsabilidad!”

“¡No te preocupes por nada!” dijo Risco Ventoso. Con una gran sonrisa, entonces le entregó a Bai Xiaochun un bolso de almacenamiento. No solo no le molestó la muestra de arrogancia de Bai Xiaochun, de hecho, aprobaba de ella. Lo que más le importaba era la medicina espiritual del cuarto nivel. Siempre y cuando Cripta Nocturna pudiera confeccionarla, entonces eso querría decir que sus propios cadáveres refinados se volverían más poderosos.

El gran anciano se rio felizmente. “Ven, ven Cripta Nocturna viejo amigo,” le dijo. “Déjame mostrarte la cueva de inmortal que preparamos para ti. Si te falta algo, solo dilo.”

Dicho esto, el gran anciano le dio un último vistazo al maestro de sangre y luego llevó a Bai Xiaochun fuera del Templo del Maestro de Sangre.

El Pico Cadáver veía a Cripta Nocturna como alguien muy importante, y arregló un lugar especial solo para él, en el borde entre el dedo inferior y el superior. Era un área extensa que ya había sido vaciada de otros cultivadores.

Por supuesto, las noticias de que Cripta Nocturna había venido a confeccionar medicina ya estaban empezando a difundirse por el Pico Cadáver. Después de escuchar las noticias, muchos cultivadores del Pico Cadáver palidecieron. Luego de pensar en el trágico destino del Pico Medio, decidieron mantenerse con más cautela que nunca.

“Escuché que el maestro de sangre y el gran anciano fueron personalmente a invitar a Cripta Nocturna a confeccionar medicina. Definitivamente tenemos que tener cuidado.”

“A Cripta Nocturna también lo llaman el Diablo de la Plaga. La aterradora manera en la que confecciona su medicina es todo de lo que hablan en el Pico Medio…”

Había algunos cultivadores que no se tomaron muy en serio el asunto, asumiendo que las historias eran simples exageraciones.

“¿A quién le importa la confección de medicina? ¿De verdad podría afectarnos tanto? Todo el incidente de la diarrea solo ocurrió porque fueron descuidados. Mientras estemos en guardia, no hay manera de que pueda pasar algo malo.”

“¡Hmph! ¡Veamos qué cosas impresionantes capaz de sacudir los cielos y destruir la tierra ocurran cuando Cripta Nocturna confeccione su medicina!”

Independientemente de las diversas reacciones del Pico Cadáver, el maestro de sangre y el gran anciano emitieron órdenes para que el área alrededor de la cueva de confección de Bai Xiaochun se mantuviera prohibida. Nadie tenía permitido acercarse.

Bai Xiaochun estaba muy satisfecho con todas estas preparaciones, especialmente la cueva de inmortal que habían arreglado solo para él. Después de que se fuera el gran anciano, se sentó de piernas cruzadas frente a otra figura corpulenta que también estaba de piernas cruzadas, era un cadáver de cabello verde. Sorprendentemente, su cabello ya no era tan increíblemente largo. Sin embargo, sus colmillos eran igual de afilados que antes, y también tenía púas de hueso que sobresalían de su piel. Tenía garras largas de apariencia retorcida, e irradiaba un aura asesina que era completamente impresionante.

¡Este era el zombi esmeralda de Bai Xiaochun!

Claramente, el zombi era mucho más fuerte de lo que había sido cuando lo creó en principio. Su piel se veía más resistente, y en general, se veía más corpulento y poderoso.

Tenía ojos verdes, y emanaba un aura que lo hacía ver extrañamente inteligente.

Tan solo verlo hacía que a Bai Xiaochun se le pusieran los pelos de punta. A pesar de que había creado personalmente al zombi esmeralda, aun así, le parecía aterrador.

“No se ve para nada lindo…” dijo viéndolo fijamente. “Aparta esas garras y colmillos, y reduce ese cabello un poco.” En el momento en el que dijo esto, el zombi esmeralda tembló. Sus colmillos y garras, al igual que las púas de hueso, todo se desvaneció. En cuanto a su cabello, este se redujo hasta hacerse casi invisible.

Su aura asesina también disminuyó un poco. Aún era verde, pero ahora se veía un poco más normal. Después de un momento, se quedó viendo a Bai Xiaochun, aparentemente un poco desanimado.

“Esto está mejor,” dijo Bai Xiaochun satisfecho. Con un último vistazo al área afuera de la cueva de inmortal, abrió el bolso de almacenamiento que él maestro de sangre le había dado, el cual estaba lleno con una gran cantidad de plantas medicinales. A pesar de que no eran tantas como las que le había dado el patriarca del Clan Song, eran igual de valiosas. Incluso había algunas plantas que eran más valiosas que las que le había proveído el patriarca del Clan Song, y de mayor calidad.

“¡Parece que el maestro de sangre del Pico Cadáver tiene bastantes recursos a mano!” También había bastantes piedras llama de sangre y hornos para píldoras dentro de ese bolso de almacenamiento, al igual que una tablilla de jade que contenía la fórmula medicinal para la Píldora de Refinación de Cadáver de Sangre Inversa.

Bai Xiaochun agarró la fórmula medicinal y empezó a estudiarla. Poco después, se le abrieron los ojos ampliamente. Esta fórmula medicinal de hecho no era muy fácil de entender, y había muchas áreas donde las explicaciones eran muy vagas. Sin verdadero conocimiento de cómo confeccionar medicina espiritual del cuarto nivel, sería imposible entenderla.

De hecho, incluso teniendo estas habilidades, la fórmula seguía siendo difícil. Afortunadamente, la habilidad en el Dao de la medicina de Bai Xiaochun ya había alcanzado el punto en el que podía empezar a confeccionar medicina del quinto nivel. Por lo tanto, después de estudiar detalladamente la fórmula, empezó a entenderla. Eventualmente, respiró profundamente.

“La Píldora de Refinación de Cadáver de Sangre Inversa usa cadáveres como hornos para elaborar píldoras de cadáveres. Cuarenta y nueve cadáveres deben descomponerse para formar las píldoras de cadáveres. Luego, ¡las cuarenta y nueve píldoras de cadáveres tienen que combinarse para crear la Píldora de Refinación de Cadáver de Sangre Inversa!

“Esta no es una píldora diseñada para los vivos. Está pensada para dársela a un cadáver refinado. ¡¡Con esta píldora, un zombi sombrío podría ascender a un necrófago volador del nivel de la Formación del Núcleo!!” En sus ojos resplandecía una luz extraña mientras veía la fórmula medicinal.

“Esta no es una medicina espiritual del cuarto nivel, es más como una medicina del sexto nivel que ha sido simplificada por algún practicante poderoso del Dao de la medicina. ¡Solo separándola en cuarenta y nueve procesos más pequeños puede ser confeccionara con éxito por alguien al cuarto nivel!

“Una medicina espiritual simplificada como esta sería mucho más débil que la original, y tendría una tasa de éxito limitada. Sin embargo, en combinación con algunas otras técnicas, la tasa de éxito podría elevarse un poco.

“Así que, las medicinas espirituales también pueden ser confeccionadas de esta manera, ¿eh?” Bai Xiaochun casi no podía creerlo, así que decidió seguir estudiando la fórmula. Ocasionalmente levantaba la vista observando al zombi esmeralda y murmurando consigo mismo.

Después de años de ser refinado por el gran anciano del Pico Cadáver, el zombi esmeralda ya había alcanzado un poder de batalla equivalente al gran círculo de Condensación de Qi. Si lograba avanzar, sería un zombi sombrío, equivalente a la etapa del Establecimiento de la Fundación.

“Sería un gran desperdicio darle una medicina espiritual como esta al maestro de sangre. Sería mejor confeccionarla y usarla en mi propio zombi… Pero en ese caso, ¿cómo le explicaría las cosas al Pico Cadáver? Solo puedo imaginarme que ocurriría algo muy malo…” Frotándose la barbilla, siguió viendo a la fórmula medicinal. Con ojos brillantes, continuó su investigación.

El tiempo pasó. Quince días después, Bai Xiaochun repentinamente levantó la mirada sin aliento. Con ojos brillantes, empezó a reír como un maniático.

“¡Si mantengo los primeros pasos iguales, pero altero un poco los pasos finales, debería ser capaz de hacer una Píldora de Refinación de Cadáver de Sangre Inversa de sincronización!

“Después de refinar los cuarenta y nueve cadáveres convirtiéndolos en píldoras, puedo usar mi zombi esmeralda para servir como un enorme caldero de píldoras, al final, revertir su flujo de sangre. Cuando la píldora esté terminada, producirá una píldora secundaria, una píldora de sincronización. ¡Puedo darle la píldora de sincronización al maestro de sangre, si la usa para refinar su cadáver con éxito y hacerlo avanzar, entonces mi zombi esmeralda será capaz de controlarlo!”

Bai Xiaochun se dio una palmada en la pierna, luego levantó su cabeza y se rio felizmente. Tenía el cabello enmarañado, y una expresión de emoción, simplemente no podía esperar a intentar este método de confección. Después de observar a su alrededor, empezó a reír con desdén.

“Así que, esta parte era solo una prueba, ¿eh? Ni siquiera puedes crear una Píldora de Refinación de Cadáver de Sangre Inversa con un horno para píldoras.” Después de pensar un poco, decidió que la fórmula medicinal realmente era una prueba. Si no podía entenderla, entonces naturalmente no sería capaz de confeccionarla.

Solo después de entender realmente la fórmula, sería uno capaz de confeccionar la medicina.

Ya decidido, se puso de pie y llamó al gran anciano del Pico Cadáver. Cuando este llegó, le dijo que necesitaba cuarenta y nueve cadáveres, al igual que más piedras llama de sangre. El gran anciano no parecía sorprendido en lo absoluto, sino que, en cambio, empezó a reír emocionado. Rápidamente realizó un gesto de conjuro, y luego ondeó su dedo hacia la cueva de inmortal. Se escucharon varios estruendos, a la vez que aparecía un pasadizo.

¡Sorprendentemente, el pasadizo llegaba a una necrópolis subterránea!

Dentro de la necrópolis, había un lago de sangre, rodeado de cuarenta y nueve zombis, los cuales irradiaban todos unas auras asesinas.

Bai Xiaochun observó a su alrededor. Con sus manos juntas en su espalda y su barbilla elevada, intentando verse disgustado.

El gran anciano juntó sus manos y dijo respetuosamente, “¡Cripta Nocturna, mi viejo amigo, este es el verdadero lugar para confeccionar la medicina!”

A estas alturas, ya estaba completamente convencido de la habilidad de Bai Xiaochun con el Dao de la medicina. La verdad era que el maestro de sangre les había dado esa misma fórmula medicinal a otros boticarios, sin embargo, ninguno de ellos la había logrado entender de verdad. Era solo debido a que él y el gran anciano tenían acceso a algunos registros antiguos, que estaban al tanto del verdadero método de confección.

Y, aun así, a Cripta Nocturna solo le había tomado medio mes ver y entender todos los aspectos críticos. El gran anciano estaba muy emocionado. Al ver que Bai Xiaochun no se veía muy feliz, juntó sus manos amablemente de nuevo. Después de ofrecer una explicación, le entregó una gran cantidad de plantas medicinales, después de lo cual la expresión de Bai Xiaochun se ablandó.

“Sal por favor,” dijo fríamente. “¡Nadie debe entrar sin mi permiso!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente