Capítulo 194 – ¡Qué Descaro!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Solo tenían un mes para rastrear a Bai Xiaochun y conseguir las Píldoras del Establecimiento de la Fundación, de otro modo, serían considerados un fracaso una vez más. Tan solo pensar en ello los estaba volviendo locos.

Su odio por Bai Xiaochun ya había alcanzado alturas indescriptibles.

“¡¡No seas tan egoísta Cripta Nocturna!!”

“En la Secta Corriente de Sangre, prevalece la ley de la selva, y nuestro éxito se hace escalando una montaña de cadáveres. ¡Pero no puedes ser así de egoísta!”

“Hay diez Píldoras del Establecimiento de la Fundación. ¿¡¿¡Puedes al menos dejar una para alguien más!?!?”

“Esconderte en la región de volcanes no te ayudará. El laberinto no es tan grande. ¡Te encontraremos eventualmente!”

Mientras la intención asesina de todos ardía fuertemente, Bai Xiaochun estaba buscando de un lado a otro entre los túneles. Repentinamente, se detuvo de golpe y miró dentro de una abertura que había en la pared frente a él, donde se podía ver un gran terreno cubierto de tréboles de tres hojas.

¡Justo allí en medio de todos ellos había un trébol de cuatro hojas!

Caminó inmediatamente hacia adelante y lo recogió. Al examinarlo de cerca, su rostro se iluminó de emoción.

“¡Realmente hay tréboles de cuatro hojas aquí! ¡Jajaja! ¡Finalmente puedo hacer refuerzos espirituales cuádruples!” Después de guardar el trébol de cuatro hojas en su bolso de almacenamiento, procedió emocionado por el laberinto. A estas alturas, ya se había olvidado completamente de las Píldoras del Establecimiento de la Fundación, y estaba completamente concentrado en encontrar estos tréboles de cuatro hojas.

En un abrir y cerrar de ojos pasaron cuatro días. Bai Xiaochun de vez en cuando se topaba con otra persona en el laberinto, pero siempre era capaz de escaparse fácilmente, y luego seguía buscando tréboles de cuatro hojas.

También se encontró con algunas bestias de sangre. Pasó un tiempo observándolas, y se dio cuenta rápidamente de que eran fascinantes. Sin embargo, eran fáciles de evadir mientras buscaba los tréboles de cuatro hojas.

Pasaron tres días más. Eventualmente, encontró un lugar donde un gran número de pasillos convergían. Era un enorme cañón, con varios kilómetros de ancho y lleno de enormes hongos. El más pequeño de ellos tenía la altura de una persona, y el más grande era de unos treinta metros de altura.

Los hongos tenían un color muy extraño, casi transparentes. También se balanceaban suavemente todos al mismo tiempo. En el suelo debajo de los hongos se podían ver tréboles de tres hojas del color de la sangre. Al revisar de cerca, Bai Xiaochun descubrió que entre ellos había algunos tréboles de cuatro hojas.

“¡Whoa!” dijo con los ojos brillándole intensamente. Parecía ser un lugar maravilloso, pero, aun así, dudó por un instante. Justo cuando estaba a punto de dar un paso adelante, sus ojos se abrieron de par en par llenos de incredulidad, y empezó a temblar.

No muy lejos, en medio de un grupo de hongos, mordisqueando algunos tréboles de tres hojas y viendo a su alrededor inocentemente, había… un conejo blanco.

Bai Xiaochun casi no podía creer lo que estaba viendo. No había manera de que pudiera confundir a este conejo en particular. ¡¡Era el mismísimo conejo parlante que había creado en la Secta Corriente Espiritual!!

Bai Xiaochun repentinamente sintió que el mundo se había vuelto un lugar muy extraño. Ni en sus sueños más locos se hubiera imaginado que se encontraría al conejo parlante aquí. Cuando fue a la ribera norte, allí apareció el conejo. Luego, vino a la Secta Corriente de Sangre, y el conejo también apareció aquí.

“Vine aquí tan lejos, y tú, y tu… ¿¡Aún me estás persiguiendo!?” Había algo muy, muy raro sobre este conejo. Afortunadamente, el conejo parecía no haber notado a Bai Xiaochun. Ignorando los incontables tréboles de cuatro hojas, Bai Xiaochun retrocedió cuidadosamente por uno de los pasillos, su corazón palpitaba fuertemente de miedo.

“Bajo ninguna circunstancia puedo permitir que me vea,” murmuró. “No puedo dejarle saber que estoy aquí. Bueno, de todos modos, no debería ser capaz de ver a través de mi disfraz de Cripta Nocturna.” Mientras Bai Xiaochun se preparaba para su escape silencioso, un rugido se escuchó y una enorme lombriz del color de la sangre salió de golpe de entre las profundidades del abismo, y se dirigió directamente hacia el conejo.

El conejo dio un salto por el aire y se escapó de la lombriz con una velocidad incomparable. Sin embargo, mientras estaba en el aire, el suelo estalló a la vez que aparecían más lombrices gigantescas, las cuales empezaron todas a perseguir al conejo.

Las orejas del conejo estaban erguidas mientras escapaba, y al mismo tiempo, empezó a emitir sonidos como de resoplidos, aparentemente eran una imitación del sonido que hacían las lombrices moviéndose por el suelo. Justo cuando el conejo estaba a punto de saltar a uno de los túneles, volteó sorprendido hacia Bai Xiaochun. Aparentemente, lo reconocía…

Cuando Bai Xiaochun vio al conejo mirándolo casi como si fuera su amigo, sintió que su cabeza estaba a punto de estallar. Sin dudar ni un instante, escogió un túnel y escapó en la dirección opuesta.

“¿¡¿¡Qué pasa con ese maldito conejo!?!?” pensó casi llorando. Realmente le tenía miedo a ese conejo.

Sin embargo, esta vez Bai Xiaochun estaba feliz de haber notado al conejo en su momento. De otro modo, un desliz al hablar podría haber llevado a que toda la Secta Corriente de Sangre supiera que él era Bai Xiaochun. Tan solo pensar en eso lo dejaba temblando.

“Si lo descubren, probablemente me cortarán en un millón de pedacitos y me enviarán de vuelta a la Secta Corriente Espiritual en una caja…” Con el corazón palpitando fuertemente, se recordó a sí mismo de nuevo que el conejo estaba detrás de él, y que bajo ninguna circunstancia debía de decir mucho en voz alta.

“No puedo simplemente vagar al descubierto. Con el conejo en el área, es demasiado peligroso.” Rápidamente abrió un agujero en la pared de un túnel cercano, y se metió para esconderse adentro.

“Oh bueno, porque no ‘alcanzar el Establecimiento de la Fundación’ en este momento. Eso hará las cosas mucho más fáciles.” Suspirando, se sentó de piernas cruzadas y pensó por un momento. Luego sacó algunas píldoras medicinales aleatorias, las cuales empezó a comparar con las Píldoras del Establecimiento de la Fundación. Después de un momento, sus ojos empezaron a brillar con una luz intensa a la vez que se le ocurría una nueva idea.

Mientras tanto, en otros lugares del laberinto, los demás discípulos se estaban volviendo locos.

Sus ojos estaban inyectados de sangre mientras revisaban los túneles. Habían pasado ya diez días, y habían buscado prácticamente por todos lados.

De hecho, algunos de ellos estaban muy cerca de la ubicación de Bai Xiaochun, y estaban justo a punto de encontrarse con él. Sin embargo, fue en ese momento que salió de golpe repentinamente, moviéndose a toda velocidad, al mismo tiempo que desataba una ligera aura del Establecimiento de la Fundación.

¡Todos los discípulos quedaron inmediatamente enfurecidos!

“Está avanzando al Establecimiento de la Fundación. ¡Atrápenlo!”

“Con razón no pudimos encontrarlo en los últimos diez días. Estaba intentando avanzar. ¡No podemos dejarlo tener éxito!”

Mientras todos se movían al mismo sitio para perseguirlo, Bai Xiaochun suspiró y ondeó su mano, mandando a volar varias píldoras medicinales, las cuales emanaban el aura de las Píldoras del Establecimiento de la Fundación. Al arrojarlas a diferentes direcciones, gritó “De acuerdo, tomen las Píldoras del Establecimiento de la Fundación. ¡Si alguien se atreve a causarme problemas, eliminaré a todo su clan después de que alcance el Establecimiento de la Fundación!” Luego se fue rápidamente a la distancia rebosando con un aura asesina.

Los conmocionados discípulos en el área sintieron el aura del Establecimiento de la Fundación en las píldoras, y se dispersaron rápidamente para intentar obtenerlas. Al instante surgieron feroces combates.

El resultado fue que los cinco discípulos más fuertes consiguieron las píldoras medicinales y empezaron a escapar inmediatamente. Otros discípulos intentaron perseguirlos, pero solo tomó un momento para que el ruido de aullidos y maldiciones se elevara hasta el cielo.

“¡Falsa! ¡¡Esta no es una píldora del Establecimiento de la Fundación!! ¡¡Maldito sea ese Cripta Nocturna!! ¡¡Me olvidé de que podía confeccionar píldoras!!”

“¡Esta es falsa! ¡¡De verdad es falsa!!”

“¡Esta no es una Píldora del Establecimiento de la Fundación! ¡¡Es otra píldora cubierta con un poco de polvo de una verdadera Píldora del Establecimiento de la Fundación!!”

Por supuesto, ninguno de los otros discípulos estaba convencido. Siguieron luchando por las píldoras que habían sido abandonadas, hasta que todos vieron por sí mismos que realmente no eran más que píldoras ordinarias del segundo nivel. En ese momento, su odio por Cripta Nocturna alcanzó niveles indescriptibles. Obviamente, solo un boticario sería capaz de hacer algo como eso, y había muy pocos en la Secta Corriente de Sangre.

“¡¡Cripta Nocturna!! ¡¡Te voy a matar!!” Los demás discípulos extremadamente furiosos buscaron por otros diez días, hasta que todos estaban demacrados y arruinados.

En este momento, solo quedaban diez días, y todos habían ya casi colapsado por la ansiedad. Estaban luchando entre ellos y también contra las bestias de sangre, y se sentían cada vez peor mientras pasaba el tiempo.

Eventualmente, encontraron a Bai Xiaochun.

Sin embargo, para su total desesperación, ¡ya estaba emanando una poderosa aura del Establecimiento de la Fundación!

Levantando su barbilla, sacudió su manga arrogantemente y dijo, “¡Qué descaro! ¡Cómo os atrevéis a no ofrecer saludos formales a un importante protector Dhármico como yo!”

En la Secta Corriente de Sangre, los rangos se imponían muy estrictamente. Después de alcanzar el Establecimiento de la Fundación, uno ya no era un discípulo. Uno podía escoger una de las montañas en la cual vivir, y también sería nombrado protector Dhármico. Aquellos que alcanzaban el Establecimiento de la Fundación de hebra terrestre eran aún más poderosos, y se volvían ancianos.

Por supuesto, tanto los ancianos como los protectores Dhármicos eran personas que los discípulos de la Secta Interna temían. De hecho, sus vidas estaban completamente bajo el control de esas personas.

Los discípulos de la Secta Corriente de Sangre parecía que podrían llorar en cualquier instante. Se quedaron viendo llenos de desesperación como Bai Xiaochun sacudía su manga, y sus corazones se llenaron de odio. Hacía unos momentos habían estado gritando sobre como querían matarlo, pero ahora no tenían más opción que bajar sus cabezas en sumisión.

“¡Saludos Protector Dhármico Cripta Nocturna! ¡Saludos!”

“¡Saludos Protector Dhármico Cripta Nocturna!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente