Capítulo 191 – **Título Spoiler**

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Desde las cuevas de cadáver, del suelo, de las plantas y árboles, e incluso de las rocas empezó a salir una gran cantidad de cabello verde, dando vueltas por el aire parar formar una enorme barrera frente a Bai Xiaochun, la cual bloqueó el ataque de Xu Xiaoshan.

Se pudo escuchar un enorme estallido, e incontables cabellos verdes fueron destruidos. Sin embargo, el ataque de Xu Xiaoshan fue debilitado considerablemente.

Todos en el área quedaron boquiabiertos, pero luego, antes de que pudieran escuchar ningún grito de asombro…

Empezaron a salir disparadas un gran número de figuras desde los escombros de las cuevas de cadáveres, aullando mientras volaban para ponerse de pie frente a Bai Xiaochun.

Apareció un zombi tras otro. Todos se veían diferentes, y tenían diferentes niveles de poder y tipos de auras. Sin embargo, todos tenían algo en común, ¡tenían el cabello verde!

“¡Maldita sea! ¡¡Ese es mi cadáver refinado!! ¡Cripta Nocturna te voy a matar!”

“¡Imposible! ¡¿¡¿Por qué mi zombi está protegiendo a Cripta Nocturna?!?!”

“¿¡¿¡Qué está pasando aquí!?!? ¡¿¡¿Cripta Nocturna quieres que te maten?!?!” La multitud estaba completamente enardecida. Muchos incluso sacaron sus tablillas de jade de control de cadáveres, pero rápidamente se dieron cuenta de que no podían ejercer ningún control sobre sus cadáveres.

El rostro de Xu Xiaoshan estaba totalmente conmocionado. Su ataque había sido poderoso, pero ahora había más de cien cadáveres refinados de pie frente a Bai Xiaochun. Incluso si atacaba con aún más poder, de todos modos, no serviría de mucho.

Varias decenas de cadáveres estallaron causando que resonaran estruendos. Luego, las fluctuaciones mortales se desvanecieron. Bai Xiaochun permaneció desde el principio allí pasmado, mirando a su alrededor atónito.

Cada vez salían más y más cadáveres arrastrándose de los escombros de la refinería. En poco tiempo, se habían reunido más de mil. Todos agrupados densamente alrededor de Bai Xiaochun, viendo a Xu Xiaoshan y aullando a todo pulmón.

Poco antes, todos en el área habían estado gritando conmocionados, pero ahora, no se pudo escuchar ni un aliento. Mientras los discípulos se quedaban viendo esta extraña escena, empezaron a retroceder lentamente con la piel de gallina. Las auras asesinas y llenas de furia que emanaban del grupo de zombis los dejó completamente impresionados.

Xu Xiaoshan casi no podía creer lo que veía.

En cuanto al gran anciano del Pico Cadáver, este se quedó mirando fijamente. Después de alcanzar el Establecimiento de la Fundación, había luchado y se había esforzado por años antes de finalmente volverse el gran anciano del Pico Cadáver, posición sobre la que llevaba ya más de cien años. Considerando la cantidad de cadáveres refinados que había visto en el transcurso de los años, creía que su comprensión de ellos era aún mayor a la de algunos cultivadores en la Formación del Núcleo.

Sin embargo, lo que veía ahora, más de mil zombis protegiendo todos a Bai Xiaochun, hizo que sus ojos brillaban con una luz intensa.

“¡¿¡¿Cómo está haciendo esto?!?!” pensó.

En cuanto a Bai Xiaochun, este estaba allí de pie al borde de las lágrimas.

“Estoy acabado,” pensó. “Eso es todo. Destruí la refinería de cadáveres, y luego por alguna razón todos estos cadáveres decidieron ignorar a sus maestros y protegerme. Solo me tomó un momento ofender a más de mil discípulos. ¿Esto me forzará a abandonar la secta? ¿Qué hago? ¿Qué hago…?”

Bai Xiaochun estaba muy al tanto de que esta no era la Secta Corriente Espiritual. Esta era la Secta Corriente de Sangre, y apenas podía imaginarse lo que sería su castigo por esta catástrofe. ¡Quizás lo golpearían hasta la muerte!

También podía sentir la intención asesina en los ojos de los discípulos circundantes. Sin embargo, fue en este momento que, repentinamente, todos los cadáveres junto a él aullaron y abrieron un camino.

Una figura verde y alta apareció desde las profundidades de la refinería de cadáveres destruida. Mientras caminaba hacia adelante, se podían ver unas garras afiladas que resplandecían como cuchillas. Esta figura de apariencia extraña tenía piel verde y le sobresalían colmillos aterradores.

Tenía una masa de cabello verde tan larga, que era imposible juzgar su longitud. Muchos de los cabellos, de hecho, estaban conectados a los otros cadáveres, mientras que otros simplemente flotaban en el área alrededor.

Bai Xiaochun se quedó viendo impresionado como venía el zombi verde caminando para pararse detrás de él, donde se quedó quieto irradiando una poderosa aura asesina.

Una vez más quedaron boquiabiertos los discípulos circundantes.

“¡Ese zombi verde está controlando a los demás! ¡¡No puedo creerlo!!”

“¡Cielos! ¿Cómo es que nunca antes había oído de zombis verdes? ¡Esto no tiene precedentes!”

“¡Ese zombi verde es increíble! Solo tiene la fuerza del séptimo u octavo nivel de Condensación de Qi, ¡pero miren como puede controlar a todos los demás zombis! ¡Simplemente aterrador!”

Xu Xiaoshan quedó sin aliento al ver esto, y poco después, sus ojos empezaron a brillar intensamente. Sin embargo, antes de que pudiera decir nada, el aire se llenó del ruido de unas risas, y el origen de estas no era más que el gran anciano del Pico Cadáver.

“Maravilloso,” dijo sonando bastante emocionado. “¡Simplemente maravilloso!” Se puso en movimiento rápidamente, y en un instante ya estaba de pie frente al zombi verde.

Una increíble presión emanó de él rápidamente, haciendo que los zombis circundantes temblaran. Sin embargo, esto no les impidió aullar. Al gran anciano no parecía importarle. No podía dejar de ver al zombi verde, casi como si fuera una gema. Parecía estarse emocionando cada vez más.

“¿Te llamas Cripta Nocturna?” preguntó volteándose a ver a Bai Xiaochun, con la misma mirada en sus ojos con la que veía al zombi.

Bai Xiaochun no sabía quién era esta persona, pero rápidamente puso una expresión muy seria en su rostro. Juntando sus manos e inclinándose dijo, “Discípulo Cripta Nocturna a su servicio. ¡Mis saludos, Sénior!”

“Llamemos a este, un zombi esmeralda. ¿Lo refinaste tú? ¿cómo lo hiciste?”

Bai Xiaochun parpadeó varias veces. La verdad era que en realidad no sabía por qué el proceso de refinación de zombi llevó a que este se viera o actuara de esta manera. Pero rápidamente registró en una tablilla de jade la fórmula que había usado, la cual luego le entregó.

Después de considerar por un momento, realizó una prueba rápida en secreto para ver si podía conectarse mentalmente con el zombi esmeralda. Probablemente, debido a que la medicina contenía un poco de su propia sangre, si podía.

Con la esperanza de reducir cualquiera que fuera su castigo, también entregó la tablilla de jade que podía controlar al zombi esmeralda.

Por supuesto, ya había notado las reacciones de los demás discípulos al ver a este viejo, y lo respetuosas que se volvieron sus expresiones. Obviamente, esta era una persona muy importante.

El gran anciano agarró la tablilla de jade y la revisó. Con ojos ardiendo de pasión, se rio felizmente y luego le dio un vistazo a Bai Xiaochun con admiración.

“Cripta Nocturna, soy el gran anciano del Pico Cadáver. Realizaste un gran trabajo aquí. Esplendido de hecho. Creaste un tipo de zombi totalmente nuevo. Tengo que regresar a estudiar el método por un tiempo para determinar cómo reproducirlo. ¡Has llevado a cabo un gran servicio para el Pico Cadáver!

“¿Y qué si destruiste una insignificante refinería de cadáveres? Se pueden reemplazar fácilmente. Además, no lo hiciste a propósito y al final, nadie murió. ¡De hecho, incluso si hubieras matado por accidente a algunas personas, todo hubiera sido en servicio de la secta, y no hubiera importado en lo absoluto!

“Ancianos, recompénsenlo con 5.000 piedras espirituales y 30.000 puntos de mérito. También difundan las noticias de que, ¡quién se atreva a robarle piedras espirituales será considerado mi enemigo personal!” Riendo emocionado, y con ojos brillando de elogio, el gran anciano se volteó y se fue con el zombi esmeralda.

“¿Huh?” Bai Xiaochun se quedó allí de pie viendo cómo se iba el gran anciano. Los discípulos circundantes estaban enfurecidos, pero no podían hacer más que apretar sus dientes y dispersarse. Todos pudieron ver la mirada alentadora en los ojos del gran anciano. Uno de los ancianos del Pico Cadáver se acercó y le dio a Bai Xiaochun 5.000 piedras espirituales y también le transfirió 30.000 puntos de mérito a su medallón de identificación.

Aunque Xu Xiaoshan no estaba muy feliz, puso una sonrisa en su rostro y se apresuró a charlar. Por sus palabras, era obvio tenía la esperanza de conseguir una copia de las fórmulas, así que Bai Xiaochun le entregó una de manera magnánima. Después de todo, la fórmula solo estaba en sus etapas iniciales de desarrollo, y en realidad no valía tanto.

Xu Xiaoshan estaba encantado, e inmediatamente le dio a Bai Xiaochun excelentes calificaciones en su misión asignada. Viéndose como si acabara de adquirir un precioso tesoro, se fue de prisa.

Bai Xiaochun se quedó viendo al vacío alrededor de él, a la destrucción de la refinería de cadáveres, y luego respiró profundamente. Había estado completamente listo para ser castigado, solo para que ocurriera exactamente lo opuesto a lo esperado. Repentinamente, se dio cuenta de que este lugar realmente era muy diferente de la Secta Corriente Espiritual.

“¡La Secta Corriente de Sangre es genial! La mano del gigante está conectada a mi cultivo, puedo trabajar mucho más rápido en mi Rey Celestial Imperecedero aquí que en cualquier otro lugar, y si causo problemas debido a mi confección de píldoras, la secta no me castiga, ¡me recompensa!” Dijo suspirando. Obviamente, si hubiera hecho lo mismo, pero no producía un zombi, el gran anciano del Pico Cadáver hubiera estado enfurecido. Lo más seguro es que ni siquiera la muerte hubiera sido suficiente para olvidar la ofensa.

Todo lo que le interesaba al gran anciano era el resultado. En cuanto a lo ocurrido en el camino, esto no le importaba en lo absoluto, ¡ni siquiera lo que le ocurriera a los que estuvieran en medio!

Sin embargo, había una cosa de la que Bai Xiaochun no estaba seguro, y esto era si la actitud del gran anciano del Pico Cadáver reflejaba la actitud de todo el liderazgo de la Secta Corriente de Sangre. ¿O si habría personas que no tolerarían que atormentara a otros discípulos, independientemente de las posibles ganancias?

De cualquier modo, la Secta Corriente de Sangre era en esencia, ¡una secta diabólica que valoraba ser directo y despiadado!

No creían que el hecho de que una persona lograra su Dao pudiera beneficiar a todos. ¡Creían que el éxito solo llegaba después de escalar una montaña de huesos!

Suspirando, Bai Xiaochun se dirigió de vuelta a su cueva de inmortal. Ahora que había completado su misión, simplemente tenía que esperar que los demás discípulos hicieran lo mismo, y luego sería capaz de participar en la prueba de fuego del Establecimiento de la Fundación.

En este momento era el anochecer, y mientras paseaba por la secta, justo alcanzó a notar una enorme lápida de piedra a la distancia, de alrededor de la altura de tres personas juntas. Había una joven mujer sentada de piernas cruzadas en la base de la lápida, su cabello y ropas ondeaban suavemente en el viento. Había algo extrañamente atrayente sobre ella mientras estaba allí sentada.

Tenía puesta una máscara del color de la sangre, decorada con una flor de ciruelo. Mientras veía a la distancia, una expresión anhelante, e incluso melancólica se podía ver en sus ojos.

Bai Xiaochun la reconoció de inmediato. Muchas personas en la secta hablaban de esta mujer tan joven, la Joven Dama Xuemei.

En cuanto a la enorme lápida de piedra, estaba extrañamente deformada, como si no estuviera completa. Mientras más la veía, más se daba cuenta que parecía ser una porción de una pared. De hecho, era un lugar donde los discípulos de la Secta Corriente de Sangre iban a veces a buscar la iluminación, un lugar tan famoso como el Precipicio de la Sangre Interminable. ¡Era el Fragmento de Pared de la Píldora Sagrada!

Supuestamente, la personas que buscaban la iluminación allí podían ver una proyección de alguien confeccionando medicina. Si obtenían la iluminación, adquirirían un entendimiento más profundo del Dao de la medicina. De acuerdo a la historia, la Secta Corriente de Sangre había saqueado hace 10.000 años esta pared de la Secta Corriente de Píldoras.

Aunque la Secta Corriente de Sangre no tenía muchos boticarios, hace 8.000 años, apareció un genio en la secta. Creó una medicina mística llamada la Píldora de Sangre Imperecedera, la cual sacudió a toda la secta. Por supuesto, logró todo eso gracias a el fragmento de pared.

Muy pocas personas habían obtenido la iluminación en el Fragmento de Pared de la Píldora Sagrada. Incluso el impostor de Cripta Nocturna lo había intentado, solo para terminar fracasando. Cuando Bai Xiaochun pasó caminando por allí, no pudo evitar darle un vistazo a Xuemei y a la pared.

Xuemei pareció sentir que la estaban mirando, y sus ojos destellaron detrás de la máscara. Volteó hacia Bai Xiaochun, irradiando frialdad y arrogancia, como si fuera un ser superior, un inmortal o un diablo, viendo a una hormiga. Sin decir una palabra, se volteó y se transformó en un rayo de luz del color de la sangre que salió disparado hacia el Pico Ancestral.

El que lo vieran de una manera tan condescendiente, dejó a Bai Xiaochun bastante enojado. Xuemei claramente era demasiado arrogante para su propio bien.

“Que tienes de especial, ¿eh? Lord Bai ya está en el Establecimiento de la Fundación del Dao de los Cielos. ¡Si mostrara mi verdadero rostro te morirías del susto!” Murmurando consigo mismo, levantó su barbilla y sacudió su manga. “¡Uno de estos días, Bai Xiaochun chasqueará sus dedos y te hará cenizas!”

Capítulo 191: Recompensas del Pico Cadáver

Pagina Anterior
Pagina Siguiente