Capítulo 170 – Diosa Lingfei

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La joven llevaba un maquillaje que la hacía ver joven y pura. Sin embargo, había algo en ella que hacía obvio el hecho de que era una cortesana pagada, lo cual disminuía su atractivo. Aunque en general, era bastante hermosa.

Sonriendo, el corpulento hombre se acercó para llevar a Hou Yunqing a una mesa cercana. “Hermano Yunqing, te he estado esperando. Ven, ven. Siéntate conmigo.”

Solo cuando Hou Yunqing le dio un vistazo a Bai Xiaochun como disculpándose, fue que el hombre corpulento finalmente se percató de su presencia.

“Debes de ser nuevo por aquí,” dijo con una sonrisa. “Pero eres un invitado de cualquier modo. Cualquier amigo de Yunqing es amigo mío. Soy Li Youdao. Este banquete lo organiza mi Clan Li en honor a la Emisaria Lingfei. Se hizo un poco apurado, así que las cosas no están tan bien planeadas como deberían. Por favor, disculpa cualquier deficiencia.” Viéndose muy satisfecho consigo mismo, se llevó a Hou Yunqing y a Bai Xiaochun a las mesas, donde se sentaron todos. La joven mujer se sentó tranquilamente junto a Li Youdao, viéndose muy linda y modesta.

“Las cosas realmente se hicieron demasiado apuradas,” dijo Li Youdao. “La única bebida que pude conseguir fue este alcohol espiritual destilado con medicina espiritual de primer nivel y alto grado. Si hubiera tenido más tiempo, definitivamente hubiera podido conseguir algún producto hecho con medicina espiritual de segundo nivel y alto grado.” Dijo suspirando, y, aun así, le era imposible ocultar la mirada de orgullo en su rostro. Él y Hou Yunqing habían estado compitiendo el uno con el otro en secreto por años, y finalmente consiguió su oportunidad de derrotarlo.

Fue en este momento que la joven mujer sentada junto a Li Youdao dijo en voz alta.

“Youdao,” dijo de manera coqueta, “¡No seas tan modesto! Sería difícil encontrar a otro clan en el Continente del Bosque del Este que entretendría a tantas personas con alcohol espiritual destilado con medicina espiritual de primer nivel y alto grado. ¡Incluso una pequeña copa podría ser vendida por varios cientos de piedras espirituales!”

Sus elogios eran como música para los oídos de Li Youdao.

“Ah, ¿Qué son algunos cientos de piedras espirituales?” dijo. “Solo es alcohol espiritual. Ven, ven, Yunqing. Tú y tu amigo tienen que probar esto. Realmente es difícil de encontrar en la Ciudad del Bosque del Este.” Dicho esto, le hizo una seña a un sirviente para que se acercara a llenar las copas de Hou Yunqing y Bai Xiaochun.

Hou Yunqing se veía un poco avergonzado. A pesar del hecho de que su clan estaba bastante bien económicamente, solo había probado una vez un alcohol espiritual destilado con medicinas espirituales de primer nivel y alto grado. Después de dudar por un momento, sonrió con ironía y le dio un sorbo.

Bai Xiaochun observó con curiosidad al alcohol. Después de olfatearlo, no pudo evitar sentirse algo decepcionado; claramente, los niveles de impurezas eran bastante altos.

Li Youdao parecía bastante satisfecho al ver la reacción de Hou Yunqing, pero cuando vio la expresión en el rostro de Bai Xiaochun, quedó menos contento. Viéndolo de arriba a abajo, decidió que no solo le daría una lección a Hou Yunqing, sino que también aplastaría a su amigo al mismo tiempo.

“Hermano, ¿no estás satisfecho? Ah, no te preocupes. Este banquete que estamos celebrando para la Diosa Lingfei se hizo un poco apresurado, pero aun así logramos conseguir que se sirvieran algunas comidas raras. He escuchado que la Diosa Lingfei siempre habla de lo mucho que extraña a la Secta Corriente Espiritual. Por lo tanto, el Clan Li ha gastado bastante dinero para conseguir algunos pollos de cola espiritual que le recuerden su hogar.

“¡Chicos! ¡Sirvan el pollo de cola espiritual!” Riéndose felizmente, sacudió su mano y un sirviente se apresuró hacia ellos llevando una bandeja de oro. ¡Allí sobre la bandeja había un pollo de cola espiritual completamente asado!

Incluso la bandeja parecía bastante costosa, en cuanto a las colas de tres colores, estaban arregladas de manera muy artística. El pollo había sido asado hasta que tuviera un profundo color ámbar, y se veía extraordinario. Aparentemente, acababa de salir del horno, haciendo que un aroma maravilloso llenara el área. Un buen número de invitados se voltearon sorprendidos a ver.

“¿¡Un pollo de cola espiritual!? ¡Wow, el Clan Li es tan rico!”

“¿Cada mesa tendrá un pollo de cola espiritual? Mira, estos claramente no fueron criados por aquí. ¿¡De donde vienen!?”

Al escuchar las reacciones de aquellos sentados en el área, Bai Xiaochun parpadeó sorprendido. “¿No es solo un pollo de cola espiritual?”

Tan pronto las palabras salieron de su boca, la hermosa mujer sentada junto a Li Youdao dijo con desdén, “Príncipe Yunqing, tu amigo aquí sí que sabe cómo parlotear. ¿No es solo un pollo de cola espiritual? Lo hace sonar como si hubiera comido muchos de ellos.”

Li Youdao observó con severidad a la joven, como si no aprobara de su tono. Sin embargo, la verdad era que también sentía que Bai Xiaochun estaba siendo muy fanfarrón. Por dentro, estaba empezando a irritarse, pero por fuera, ofreció una explicación amable.

“Amigo, me temo que no entiendes. Estos pollos de cola espiritual no son ordinarios de ninguna manera. No fueron criados por mi Clan Li, ¡son de la Secta Corriente Espiritual!

“¡Para ser específicos, vienen de la ribera sur de la Secta Corriente Espiritual!” a pesar de que sus palabras fueron dichas en voz baja, muchas personas en el área las escucharon, y pronto se escuchó a la gente suspirando.

Ni siquiera Hou Yunqing pudo evitar quedarse sin aliento por la demostración de riqueza de Li Youdao.

Li Youdao estaba muy satisfecho por la reacción que estaba consiguiendo de Hou Yunqing y la multitud. Viéndose muy orgulloso de sí mismo, continuó ofreciendo más explicaciones.

“Los pollos de cola espiritual de la ribera sur de la Secta Corriente Espiritual ya son lo bastante raros en primer lugar. Sin embargo, hace algunos años, un bandido conocido como el Demonio Ladrón de Pollos hizo que hubiera una gran reducción en su producción. Hoy en día, los pollos de cola espiritual de la ribera sur solo pueden ser obtenidos en subastas, y a un precio extraordinario. Son muy fáciles de identificar. Tienen huesos verdes y hermosas plumas en sus colas. Se ven completamente distintos de otro tipo de pollos.

“Sin embargo,” lamentó, “Gracias a ese despreciable Demonio Ladrón de Pollos y a sus crímenes dementes, ¡los pollos de cola espiritual de la ribera sur casi se extinguen!” Dicho esto, procedió a maldecir y a denigrar al Demonio Ladrón de Pollos. La chica que lo acompañaba se le unió, hasta que todos los invitados circundantes daban voz a sentimientos similares.

En respuesta a la manera en la que todos reprochaban al Demonio Ladrón de Pollos, Bai Xiaochun aclaró su garganta, un poco incómodo.

Fue en este punto que un nuevo grupo de personas llegó, un grupo de apuestos miembros de elite de varios clanes de cultivo, quienes estaban agrupados todos alrededor de una mujer joven. Ella llevaba un largo vestido blanco que parecía un loto floreciendo, tenía la piel suave y blanca y un largo cabello atado con una horquilla plateada. Llevaba algunas perlas y joyas y caminaba con gran elegancia. La luz de las estrellas que se reflejaba de sus ojos la hacía ver aún más hermosa.

Desafortunadamente, su exquisita belleza estaba un poco afectada debido a su ceño fruncido; aparentemente estaba preocupada con algún asunto importante. Y, aun así, daba su mejor esfuerzo para colocar una sonrisa en su rostro mientras conversaba en voz baja con uno de los jóvenes que la escoltaba.

A pesar de que el chico joven daba su mejor esfuerzo para ocultarlo, era posible ver la pasión en sus ojos mientras la escuchaba.

Esa joven mujer no era otra que Du Lingfei.

Inmediatamente se volvió el centro de atención. Además, había algo sobre ella, alguna energía o poder que hacía que todos en su presencia sintieran el anhelo de bajar sus cabezas frente a ella.

Al ver a tantas personas agrupadas alrededor de ella, Bai Xiaochun instantáneamente alcanzó a verla. Primero, casi parecía haber quedado aturdido. No se habían visto el uno al otro por años, pero de alguna manera se veía más familiar que nunca. Y, aun así, era mucho más hermosa que antes. Había algo un poco más noble sobre ella, quizás algo que venía por haber estado en una posición de poder por tanto tiempo.

Definitivamente se veía diferente de la grosera e irrazonable belleza que había sido cuando se encontraron por primera vez. Y, sin embargo, mientras pasaban los momentos, esa vieja versión de Du Lingfei y esta nueva y más hermosa se fusionaban lentamente en sus ojos.

Bai Xiaochun había crecido en el tiempo que habían estado separados, y ella también. Gracias a su sutil control de los asuntos en la Ciudad del Bosque del Este, los clanes de cultivadores estaban en armonía, algo que la mayoría de las personas externas encontraban increíble.

“Diosa Lingfei…” dijo Li Youdao, con ojos brillando de pasión. En el pasado cuando la vio por primera vez, había quedado algo atraído por ella. Sin embargo, fue solo gracias a su hábil manipulación de los clanes de cultivo que realmente se obsesionó con ella completamente.

La cortesana sentada junto a él palidecía en comparación, y ella claramente sabía eso. Frente a la poderosa Du Lingfei, no tenía más opción que bajar la cabeza.

En este momento, Hou Yunqing se inclinó hacia Bai Xiaochun y dijo en voz baja, “La Diosa Lingfei llegó a la Ciudad del Bosque del Este sin nada. Recuerdo que a menudo veía de vuelta en dirección a la Secta Corriente Espiritual pensando en algo. ¿Quién se hubiera imaginado que lo haría tan bien por sí misma? Ninguno de los emisarios anteriores había logrado lo mismo que ella. Mantuvo la paz entre los clanes, y trajo una armonía que jamás se había visto antes.

“Supuestamente, algunos de los patriarcas de los clanes quedaron tan impresionados que convencieron a la Secta Corriente Espiritual de renovar varias veces su encargo como emisaria.”

Mientras Li Youdao se la quedaba viendo con ojos resplandecientes, y Hou Yunqing murmuraba a Bai Xiaochun, Du Lingfei dejó de hablarle al joven que estaba al lado de ella. Justo cuando estaba a punto de dar un paso adelante, su mirada atravesó la multitud y se posó sobre la mesa de Li Youdao.

Se le abrieron los ojos de par en par y un temblor de incredulidad la recorrió. De repente, parecía como si todos alrededor de ella se hubieran desvanecido, dejando a solo una persona en su mundo.

Respirando con pesadez, empezó a caminar en dirección a esa mesa. Todos estaban impactados de verla actuar de este modo, especialmente Li Youdao, quien se puso de pie temblando.

“¡¡E-ella… realmente está viniendo a verme!!!” Su mente empezó a darle vueltas, y su corazón empezó a palpitar fuertemente. Incapaz de evitar que su rostro se llenara de alegría, empezó a caminar inmediatamente hacia ella.

“Diosa Lingfei…” dijo. Mientras se preparaba para decir más palabras, Du Lingfei caminó directamente más allá de él sin siquiera darle un vistazo en el camino. Quedó boquiabierto y volteó de manera tensa a ver sobre su hombro para encontrarse que Du Lingfei se detuvo en frente de la mesa viendo a una persona en particular.

“Bai Xiaochun, estás aquí…” Incluso la manera en la que permanecía allí de pie era atractiva. Sus ojos eran hermosos, como lunas brillantes, y todos los que la veían no podían evitar que sus corazones se llenaran de pasión.

En el instante en el que pronunció el nombre de Bai Xiaochun, el clamor del banquete se convirtió en un silencio absoluto. La gente temblando empezó a voltearse hacia Bai Xiaochun.

Todos sabían que Bai Xiaochun era un discípulo Prestigioso de la Secta Corriente Espiritual, y el Hermano Menor del líder de la secta. Las noticias más recientes eran que había ido hace poco a una de las Tierras Sagradas del Establecimiento de la Fundación.

“Sí, aquí estoy,” dijo sonriendo. De repente, recordó ese momento en la cueva cuando habían estado escapando del clan Luochen, y la manera en la que estaba sentada junto al fuego, su rostro pálido, pero tan, tan hermoso.

Hou Yunqing colocó una mirada de sorpresa en su rostro. Tomando varios pasos dramáticos hacia atrás y tambaleándose hasta tumbarse en el proceso, apuntó su dedo hacia él y dijo con la voz más alta posible. “T-t-tú… ¿¡¿¡Eres Bai Xiaochun!?!?”

Fue en ese mismo momento exacto que la gente de los distintos clanes de cultivadores empezaron a sacar tablillas de jade de sus objetos de almacenamiento, a la vez que llegaban noticias de sus clanes.

En instantes, la sorpresa que se había apoderado de sus corazones se convirtió en grandes olas de asombro. La gente empezó a quedar boquiabierta y voltear hacia Bai Xiaochun con la mente dándoles vueltas.

Las diversas tablillas de jade contenían información similar.

“¡Bai Xiaochun alcanzó el Establecimiento de la Fundación del Dao de los Cielos! Cualquier miembro del clan que lo encuentre debe tratarlo con el máximo respeto. ¡¡Notifique al clan de inmediato por una gran recompensa!!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente