Capítulo 167 – ¡Dominio Fantasma de las Nueve Serenidades!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

A Bai Xiaochun se le puso la piel de gallina del miedo, y sus ojos se abrieron de par en par. Una mano pálida se estiró para sujetarlo, perteneciente a una pequeña niña en un vestido blanco. Tenía una sonrisa feroz y enigmática en su rostro.

La mitad de su rostro estaba cubierto por su largo cabello negro, haciéndola ver aún más aterradora de lo que podría ser normalmente. De ella emanaba un aura de muerte, transformándose en algo que parecía ser víboras que querían meterse en los ojos, nariz, oídos y boca de Bai Xiaochun, e inclusive en sus poros.

Sin embargo, justo cuando la mano estaba a punto de tocarlo, sus nueve mares espirituales estallaron con el aura del Dao de los Cielos, y el aura de la muerte colapsó. Las serpientes siseantes fueron eliminadas, y la mano de la niña se marchitó, revelando piel muerta y pegajosa, empapada de sangre. Era extremadamente aterrador.

La niña dejó salir un aullido resentido que hizo eco por el aire.

Al mismo tiempo, el poder de teletransportación que rodeaba a Bai Xiaochun estalló a toda potencia, y se desvaneció del Mundo de la Espada Caída.

Después de que todos los discípulos de las cuatro sectas se habían ido, el Mundo de la Espada Caída seguía colapsando. Pero entonces, ocurrió algo más. Unas cantidades masivas de niebla difusa gris emanaron y empezaron a llenar el mundo. Rebosaba con un aura de muerte, y olía a putrefacción. Incluso las cuatro poderosas formaciones de teletransportación se hicieron pedazos y arruinaron debido al aura de putrefacción.

En un abrir y cerrar de ojos, el mundo entero… se convirtió en un dominio de fantasmas. De entre la niebla se escuchaban aullidos. Aparentemente, todas las almas nocivas que habían existido en el mundo ahora empezaban a despertar.

Extrañamente, ¡la enorme espada dejó de derrumbarse!

En el mundo exterior, Ouyang Jie y los demás observaron a la espada dejar de derrumbarse, y se quedaron viendo como empezaba a emanar una niebla negra de ella. Intercambiaron miradas consternadas. Sin embargo, un momento después, intentaron entrar a la espada una vez más, y esta vez no tuvieron problemas para hacerlo.

Al momento de entrar, aun pudieron sentir un aura sagrada que se desvanecía.

“Esa aura…”

“¡¡¡Energía de hebra celestial!!! ¡¡Esa es energía de hebra celestial!!” Mientras sus rostros se llenaban de asombro, la voz siniestra de una pequeña niña salió desde la neblina bajo ellos… sonaba extraña y cruel, y llenó al mundo entero.

“La energía de hebra celestial ha sido recolectada por vuestros discípulos. De ahora en adelante, este lugar será llamado… el Dominio Fantasma de las Nueve Serenidades. En el futuro, no coloquéis ni un pie en este lugar. ¡Para quien viole este comando su secta entera será exterminada!”

Tan pronto se escuchó la voz, Ouyang Jie y los demás tosieron bocanadas de sangre. La voz retumbaba en sus oídos como un trueno, a la vez que eran expulsados a la fuerza del mundo.

“¡¡Espíritu Nocivo!!” gritaron alarmados. La presión que sentían era algo que excedía incuso la etapa del Alma Naciente. Temblando, sus corazones eran impactados por olas de asombro, y se retiraron a toda velocidad, mientras mandaban las noticias de vuelta a la secta.

“El Mundo de la Espada Caída ha sido transformado en el Dominio Fantasma de las Nueve Serenidades… ¡¡Una de las almas nocivas ha despertado y se ha vuelto un espíritu nocivo!!”

“¿La energía de hebra celestial fue tomada? ¿Quién? ¿Cuál discípulo de que secta la obtuvo? Eso significa… ¿¡¿¡Qué alguien alcanzó el Establecimiento de la Fundación del Dao de los Cielos!?!?”

Mientras escapaban, el antiguo Mundo de la Espada Caída, que ahora era el Dominio Fantasma de las Nueve Serenidades, se llenó de niebla. De pie en medio de la neblina había una pequeña niña en un vestido blanco, sosteniendo la versión pequeña y despellejada de Lie Shan. Al principio estaba viendo al cielo, pero luego bajó su mirada hacia las decenas de miles de almas nocivas en el área. Todas… ¡Se estaban postrando frente a ella!

No se podía escuchar ni un sonido.

En cuanto a Lei Shan, sus ojos estaban llenos de un terror y un dolor indescriptibles.

De pie junto a la niña del vestido blanco había una hermosa mujer joven con ojos inexpresivos, una marioneta. No era nadie más que… Gongsun Wan’er.

Ya no había más veneno sobre ella, ni más ciempiés. La araña de rostro humano se desvaneció haciéndose niebla. Ahora estaba completamente limpia y vacía, tanto por dentro como por fuera…

“Aww, ¿no quieres quedarte a jugar conmigo dulzura…?” dijo la niña con una voz extraña y siniestra. “Bueno, está bien. Seré capaz de salir de este lugar pronto, y luego iré a buscarte. Te mostraré lo lindo que es este nuevo vestido mío.” La niña dijo riendo mientras veía a Gongsun Wan’er.

El hecho de que el Mundo de la Espada Caída se había transformado en el Dominio Fantasma de las Nueve Serenidades era un gran evento en el mundo de cultivo de las Partes Bajas orientales. ¡Lo que alguna vez había sido una Tierra Sagrada del Establecimiento de la Fundación, era ahora un dominio del horror!

Además, una de las almas nocivas había despertado y se había convertido en un aterrador espíritu nocivo consciente. Incluso los ancianos de las cuatro sectas quedaban nerviosos al pensar en ello.

Sin embargo, no había nada que pudiera hacerse al respecto. A pesar de que el asunto influenciaría en cierta medida a las cuatro sectas, no era una enorme perdida. Además, era una perdida conjunta de las cuatro sectas. Lo que era más asombroso era la información confirmada por la voz de la niña… la energía de hebra celestial había sido tomada.

Eso significaba que alguien debía de haber alcanzado el Establecimiento de la Fundación del Dao de los Cielos.

“Quién fue… ¿¡Qué discípulo de cual secta consiguió la energía de hebra celestial!?”

“¡Maldita sea! Si fue alguien de una de las otras tres sectas, eso significa que tendrán un discípulo en el Establecimiento de la Fundación del Dao de los Cielos. Necesitamos matar a esa persona mientras esté débil. Si llega a la Formación del Núcleo, ¡será una fuerza difícil de detener!”

“Definitivamente fue nuestra Secta Corriente de Sangre. ¡Jajaja! Ahora tenemos a ambos, el Patriarca Ilimitado… ¡Y otro cultivador del más alto nivel!”

Los cuatro ancianos usaron inmediatamente tablillas de jade de transmisión para mandar la información de vuelta a sus sectas tan rápido como fuera posible.

Al mismo tiempo, intentaron contactar a los discípulos que habían sido teletransportados afuera del Mundo de la Espada Caída. Desafortunadamente, pronto descubrieron que las fluctuaciones causadas por la teletransportación hacían imposible las comunicaciones.

Pronto, la Secta Corriente de Sangre, la Secta Corriente Profunda, la Secta Corriente Espiritual y la Secta Corriente de Píldoras se llenaron de una enorme conmoción. Incluso los patriarcas de las sectas quedaron asombrados. Fueron despachados una gran cantidad de ancianos y protectores Dhármicos del Establecimiento de la Fundación. Incluso algunos ancianos supremos salieron. No se contuvo ningún esfuerzo para buscar a los discípulos que habían sido teletransportados a lugares aleatorios.

Todo lo que tenían que hacer era encontrar a un discípulo, y deberían de ser capaces de obtener la información sobre lo que ocurrió dentro del Mundo de la Espada Caída. Lo más importante que todos querían saber era… ¡Quien obtuvo la energía de hebra celestial!

En la Secta Corriente Espiritual, el patriarca fundador pasó órdenes personalmente que fueron enviadas a incontables discípulos de la Secta Interna y a ancianos del Establecimiento de la Fundación poniéndolos en acción. Incluso se llamó a los discípulos de la Secta Externa. Salieron volando tanto de la ribera norte como la del sur, esparciéndose a todos lados con una sola misión: encontrar a los discípulos que habían sido teletransportados afuera del Mundo de la Espada Caída.

Mientras uno solo de ellos fueran ubicado, podrían reportar de inmediato a la secta.

La primera persona en ser ubicada no fue uno de los numerosos discípulos de la Secta Corriente Espiritual, sino en cambio, ¡uno de los cinco discípulos sobrevivientes de la Secta Corriente de Píldoras!

La Secta Corriente de Píldoras había enviado 80 discípulos al Mundo de la Espada Caída, y más del noventa por ciento había sido asesinado. Afortunadamente para la Secta Corriente de Píldoras, uno de los cinco discípulos que regresó vivo, justo resultó ser teletransportado a la ubicación justo afuera de la misma Secta Corriente de Píldoras.

Cuando llegaron los ancianos y el líder de la Secta Corriente de Píldoras, encontraron a un discípulo extremadamente débil, su energía había sido casi completamente vaciada. Sus compañeros discípulos lo apoyaron de inmediato, vertiendo algo de poder espiritual en él para que pudiera hablar. Temblando y con ojos vacilando de miedo, explicó débilmente, “Muertos. Están todos muertos. El Hermano Mayor Fang Lin fue asesinado. Zhao Rou también está muerta. ¡¡Todos fueron exterminados por Bai Xiaochun de la Secta Corriente Espiritual!!

“Bai Xiaochun… completó nueve Flujos de Marea. Luchó con Song Que, por la energía de hebra celestial, y… ¡¡alcanzó el Establecimiento de la Fundación del Dao de los Cielos!!”

Las palabras del discípulo dejaron atónitos a los cultivadores de la Secta Corriente de Píldoras e incluso a los ancianos y al líder de la secta. Se pudieron escuchar suspiros de gente quedándose sin aliento, y se abrían los ojos de par en par con incredulidad.

“Establecimiento de la Fundación… ¿¡Del Dao de los Cielos!?”

“¿Bai Xiaochun? ¡¿La Secta Corriente Espiritual?!”

Los ojos del líder de la secta titilaron, y dijo de manera sombría, “Manden las noticias de inmediato a todos nuestros espías en la Secta Corriente Espiritual. Díganles que encuentren a Bai Xiaochun y lo maten. ¡¡Cueste lo que cueste!!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente