Capítulo 145 – ¡Sentenciado a Muerte!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

A Bai Xiaochun se le puso la piel de gallina tan intensamente, que sentía que podría estallar. La persona que estaba de pie frente a él, era capaz de matar a cultivadores en el Establecimiento de la Fundación, y ya había forjado una leyenda sin precedentes de una ferocidad que desafiaba los cielos. Según lo que sabía Bai Xiaochun, este debería de haber sido capaz de entrar mucho antes al mundo de la espada. ¿Qué podría estar haciendo todavía aquí abajo tan profundo, afuera de la espada?

Tan pronto los ojos de Song Que se fijaron sobre él, Bai Xiaochun tuvo una sensación de crisis mortal, y pudo sentir una intención asesina que parecía que estallaría si Bai Xiaochun hacía el más mínimo movimiento.

Song Que estaba igual de asombrado. Jamás se hubiera imaginado que habría una segunda persona aparte de él capaz de llegar a este nivel. Considerando el nivel de frío, este lugar claramente estaba más allá de los límites de la etapa de Condensación de Qi, e incluso la mayoría de los Elegidos no serían capaces de alcanzarlo. Sin embargo, Bai Xiaochun no parecía tener ningún problema aquí.

Mientras veía a Bai Xiaochun, Song Que recordó la información que había leído sobre él en la tablilla de jade que le dio su secta.

Los dos se miraron el uno al otro, permaneciendo completamente inmóviles. Para Song Que, Bai Xiaochun era un individuo misterioso e inconmensurable. A pesar de que no parecía poseer ninguna intención asesina, la intuición de Song Que le decía que si intentaba atacar… uno de ellos probablemente moriría. Además, no estaba completamente seguro de que él sería el que saliera vivo.

Después de un largo momento, Song Que tomó la iniciativa de hablar.

“Hay una entrada a unos 60 metros debajo de este punto.”

A Bai Xiaochun le pasó un resplandor por los ojos, y a pesar de los fuertes latidos de su corazón, reanudó lentamente su movimiento descendiente. Por supuesto, no tenía manera de saberlo, pero esto hizo que el corazón de Song Que latiera cada vez más rápido, preparándose para contraatacar en el instante que Bai Xiaochun hiciera algún movimiento.

Cuando los dos estaban a solo unos pocos metros de distancia, Song Que repentinamente movió su cuerpo a un lado, como intentando cubrir un área de la espada detrás de él, sus ojos brillaban con una luz amenazante.

“Pequeño tipejo engañoso,” murmuró Bai Xiaochun consigo mismo. “¡Definitivamente está tramando algo!” Siguió hacia abajo hasta alcanzar el punto de 60 metros del que le habló Song Que. En efecto, allí había una abertura. Después de inspeccionarla un poco, Bai Xiaochun se relajó un poco y entró.

Después de desaparecer, Song Que dejó salir un suspiro de alivio. Considerando lo que la introducción de la secta le había explicado sobre Bai  Xiaochun, Song Que sabía que no era alguien que pudiera ser menospreciado. Finalmente, un resplandor feroz apareció en los ojos de Song Que. Desde que había alcanzado el sexto nivel de Condensación de Qi, jamás había actuado con tanta cautela alrededor de nadie. Incluso llegó a las alturas de decirle a Bai Xiaochun sobre la entrada de abajo.

“Este Bai Xiaochun podrá ser extraordinario, pero una vez mi plan sea llevado a cabo, ¡lo mataré tan fácilmente como a una hormiga!” Sus ojos ardían con fervor e intención asesina, y se volteó a estudiar la superficie de la espada.

“El reporte del Sénior Ilimitado tenía razón. ¡Aquí está el nodo de energía!”

***

Bai Xiaochun sintió como si hubiera pasado a través de una cortina de agua. Un momento después, ya estaba dentro del mundo de la espada. Todo a su alrededor era blanco y negro.

El cielo era blanco, y la tierra era negra. Todo parecía una pintura de tinta negra

Las montañas subían y caían, un río de aguas negras avanzaba dando vueltas en surcos, y arriba se podían ver incontables estrellas que titilaban como ojos parpadeantes.

Lo más impresionante era que el mundo entero estaba inclinado. Bai Xiaochun casi se sentía como si estuviera de pie al lado de una colina.

Era una sensación extraña a la que tomaría tiempo acostumbrarse.

“¿Qué tipo de espada es esta? ¿Tiene un mundo entero adentro? Es bastante más pequeño que el mundo real de afuera, pero aun así es completamente impresionante.” Mientras miraba alrededor, se dio cuenta de que estaba completamente solo. De acuerdo a sus cálculos, no estaba en las partes más profundas de la espada, pero definitivamente estaba muy adelante de la mayoría de los discípulos.

Después de pensar un poco siguió adelante, dejando atrás la entrada. Luego de que pasara suficiente tiempo para quemar medio palillo de incienso, alcanzó la cima de una pequeña montaña, después de lo cual su expresión cambió. Su mano derecha salió disparada, brillando con una luz plateada, a la vez que chasqueaba sus dos dedos en el aire a un lado.

Se esparcieron varias ondulaciones y en ese momento apareció una serpiente negra a su lado, solo tenía el diámetro de un dedo. Y antes de que pudiera hacer nada, esta voló hacia su mano y él la agarró por la mandíbula.

La serpiente dejó salir un grito muy agudo que rompió el silencio de inmediato, al mismo tiempo que se envolvía alrededor del antebrazo de Bai Xiaochun apretándolo fuertemente.

Bai Xiaochun quedó impresionado por la fuerza de la serpiente. Si no fuera por el hecho de que su cuerpo carnal ya podía hacer contacto con el primer grillete, la serpiente probablemente hubiera sido capaz de liberarse.

Apretó con fuerza sus dos dedos, y el sonido de crujidos se escuchó a la vez que la cabeza de la serpiente era destrozada. La serpiente se desplomó, y luego simplemente se disolvió en una hebra de energía gris, del grosor aproximado de un incienso, el cual empezó a irse flotando inmediatamente.

“Así que esa es energía de hebra terrestre, ¿huh?” Sacó rápidamente una botella Dao para recogerla. Después de sacudir un poco la botella, pudo ver como la energía de hebra terrestre se materializaba en una gota de líquido gris.

“Necesitaré como mil de estas gotas para llenar la botella…” Sorprendiéndose por esto, miró hacia atrás en la dirección de la que había venido. Si necesitaba matar mil bestias nocivas de esta área para llenar la botella, quien sabe cuántas sería necesario matar más atrás.

“Necesito avanzar más rápido. Necesito formar ese cristal de captura de hebra terrestre tan rápido como pueda.” Dicho esto, se apresuró a toda velocidad hacia adelante, buscando bestias nocivas en todo el camino. Tres días después, tenía alrededor de treinta gotas de fluido gris en su botella Dao.

Durante estos tres días, había matado decenas de bestias nocivas para conseguir tan solo esta pequeña cantidad. Sentía que se movía al ritmo de un caracol.

“A esta velocidad, me va a tomar más de dos meses conseguir el cristal de captura de hebra terrestre.” Permaneció allí de pie con los dientes apretados, dándose cuenta de que lo mejor sería moverse a una zona aún más profunda. Con esto, procedió a toda velocidad. Después de alrededor de dos horas, se detuvo repentinamente al alcanzar a ver dos cadáveres adelante.

Estas eran las primeras personas con las que Bai Xiaochun se había topado dentro del mundo de la espada. Claramente, había procedido a toda velocidad para llegar aquí tan rápido, o quizás usaron algún otro método para alcanzar este punto.

Uno de ellos llevaba las ropas de la Secta Corriente Espiritual, y era un discípulo de la Secta Interna de la ribera sur. El otro vestía el uniforme de la Secta Corriente de Píldoras. Aparentemente, ambos habían luchado a muerte el uno con el otro en este sitio. El discípulo de la Secta Corriente de Píldoras tenía una botella Dao en su mano.

Incluso a la distancia, Bai Xiaochun reconoció al discípulo de la ribera sur. Era Zhou Youdao de la Secta Interna del Pico Caldero Violeta. Él era uno de los del grupo de cinco que había entrado en la última de las tres entradas. Había sido muy entusiasta refiriéndose a Bai Xiaochun como Tío de la Secta Bai, y en el viaje subterráneo afuera de la espada, había luchado bien contra los discípulos de las otras sectas. Bai Xiaochun jamás se hubiera imaginado que terminaría muerto.

Dentro del corazón de Bai Xiaochun apareció un sentimiento extraño e indescriptible. Hacía tan solo unos días, había estado riendo y bromeando con Zhou Youdao. Y la próxima vez que se lo encontró, habían quedado eternamente separados por la muerte. Casi se sentía como si este mundo entero estuviera permeado completamente por la ruina y la mortalidad, creando una presión aplastante que le recordó a Bai Xiaochun instantáneamente el peligro que lo rodeaba. El error más mínimo podría hacer que terminara muerto. Incluso era posible que la gente también usara su cuerpo para montar trampas para otros discípulos.

En los ojos de Bai Xiaochun empezó a arder una gran furia y apretó sus puños fuertemente. Además de Feng Yan hace muchos años, este era el primer compañero discípulo que Bai Xiaochun conocía personalmente que había muerto, e hizo que su corazón se llenara de tristeza. No podía olvidar como Zhou Youdao había charlado con él sobre su sueño de volverse un patriarca de la Secta Corriente Espiritual.

“Se supone que la cultivación Inmortal sea sobre vivir una mejor vida. Es sobre lograr tus sueños. ¿Por qué? ¿Por qué… tiene que haber tantas luchas y matanzas…? ¿Vale la pena?” De tan solo un vistazo podía darse cuenta de que los dos cadáveres eran una trampa. Pero a pesar de eso… decidió seguir adelante.

Tan pronto se acercó a los cadáveres, desde el suelo empezaron a surgir sonidos estremecedores. Aparentemente, se habían escondido unas píldoras medicinales en el área que ahora estaban estallando, enviando nubes de humo tóxico hacia Bai Xiaochun.

Al mismo tiempo, una espada voladora salió disparada hacia él como un rayo, ¡la espada estaba rodeada por un escorpión ilusorio, el cual emanaba gritos muy agudos!

En ese mismo momento exacto, una explosión aterradoramente poderosa surgió desde el otro lado, el resultado de más detonaciones de píldoras medicinales.

Por un lado estaba la espada voladora, y por el otro había una explosión, y también estaba rodeado de una formación de hechizos tóxica. Quienquiera que entrara en una situación como esta sin dudas terminaría muerto.

Por el aire se escuchó un frío bufido que hizo eco a través del gas tóxico, y alguien gritó, “¡Muere!”

Bai Xiaochun asentó su qi. En este momento, su rostro era extremadamente sombrío a la vez que la ira volcánica que había estado acumulándose en su pecho repentinamente hizo erupción.

“¡Ustedes serán los que morirán!” dijo con una voz estruendosa como un trueno, la cual se esparcía por todos lados junto a una ráfaga de viento que podría tumbar montañas y secar mares.

Su cabello ondeaba por todos lados y sus ojos brillaban con intención asesina. ¡Era un asombroso espectáculo!

Su estruendosa voz se escuchó, llena de tristeza y furia. Y se volvió un poderoso ataque que hizo pedazos al humo tóxico en un instante.

En un abrir y cerrar de ojos el humo había sido dispersado, revelando la espada voladora y la explosión, al igual que a los dos impactados discípulos que las habían desplegado, un hombre y una mujer jóvenes de la Secta Corriente de Píldoras.

El escorpión que rodeaba la espada dejó salir un chillido espeluznante a la vez que era destrozado por una gigantesca mano. Se pudieron escuchar crujidos de la espada mientras esta quedaba sin poder espiritual y luego salía mandada dando vueltas a un lado.

En cuanto a las explosiones, incluso la aterradora fuerza de ellas fue redirigida por Bai Xiaochun, enviándola a una dirección completamente diferente.

Repentinamente, todo pareció haberse vuelto borroso. Una energía impresionante irradiaba de Bai Xiaochun, quien parecía estarse haciendo más alto mientras hablaba con una poderosa voz.

“¡Quienquiera que mate a un discípulo de la Secta Corriente Espiritual será sentenciado a muerte!”

¡Sus palabras resonaban como un trueno, y llevaban consigo la amenaza de exterminación!

Le añadían una fuerza adicional a la ráfaga en el área, la cual ya no era como un fuerte viento. Contenía la intención asesina de Bai Xiaochun, y más que eso, ¡el poder del espíritu de esencia vital de su Reino del Pantano!

¡Ese era un poder que podría fácilmente destruir montañas y secar océanos!

Repentinamente, empezó a hacerse visible en el área un vapor de agua. ¡El Reino del Pantano… estaba en camino!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente