Capítulo 1291 – AWE – ¡El Renegado Mortal Despierta!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

De vuelta en el Reino Alcance Celestial, su talento espectacular, su inmenso poder y su profunda astucia habían llevado a la Ciudad del Archi-Emperador a la ruina. Casi termina con el linaje de los Archi-Emperadores, y había puesto en riesgo la existencia de las Tierras Desoladas. Al final, incluso destruyó personalmente el Reino Alcance Celestial… Ahora su vida no era más que algo del pasado. No era más que cenizas que vagaban por el cielo estrellado, su alma había desaparecido para siempre.

Nadie pudo escuchar sus últimas palabras, y nadie sabría jamás si pensaba que había valido la pena o no.

Nadie sabría jamás lo que hubiera sucedido si el cuidador de tumbas hubiera quebrantado las estipulaciones antiguas y hubiera permitido que el Daoísta Alcance Celestial liderara a la Dinastía del Archi-Emperador.

El cuidador de tumbas se había adherido a los deseos del Archi-Ancestro, y no permitiría que alguien sin la magia Daoísta de los Archi-Emperadores fuera quien liderara la salida del Reino Alcance Celestial.

El Daoísta Alcance Celestial había llevado una vida llena de vigor, pero ahora todas sus ambiciones despiadadas habían culminado.

Se podían ver emociones encontradas en los ojos de Song Que y del Emperador-Santo mientras miraban las cenizas que quedaban del Daoísta Alcance Celestial flotando por el vacío.

En cuanto a todos los demás seres vivientes de los Dominios Inmortales Eternos, y especialmente los cultivadores de la Dinastía del Archi-Emperador, estaban completamente impactados por la batalla que acababa de tener lugar. Aunque no pudieron verlo todo claramente, podían sentir que el Daoísta Alcance Celestial estaba muerto, y tras un corto momento de silencio, estallaron los vítores.

Todos odiaban apasionadamente al Daoísta Alcance Celestial, y mientras sus vítores llenaban el aire, Song Que y el Emperador-Santo se prepararon para volver a los Dominios Inmortales Eternos.

¡Pero entonces las expresiones de ambos cambiaron dramáticamente!

Un aura inconmensurable y majestuosa apareció súbitamente, algo que podía llenar todo el cielo estrellado y generó una gran presión sobre todos los seres vivientes. Tanto dentro como fuera del cielo estrellado, era la expresión máxima de la existencia, ¡y provenía de nada más y nada menos que el gigantesco Renegado Mortal!

El cielo se estremeció, los Dominios Inmortales Eternos se sacudieron, enormes grietas se abrieron por todos lados. Hasta el Mar Eterno se vio afectado, y empezó a hundirse como por una fuerza invisible.

Todos en los Dominios Inmortales Eternos quedaron profundamente conmocionados y empezaron a temblar hasta el alma. Era como si sus ideas y pensamientos estuvieran siendo borrados, y no eran más que capaces de sentir el terror instintivo y confusión. ¡Como si repentinamente estuvieran en presencia del enemigo más feroz y mortal posible!

Si eso hubiera sido todo, quizás no sería gran cosa. Pero extrañamente, el aura parecía contener el poder de alguna ley natural, algún tipo de fuerza de atracción, las aguas del Mar Eterno que parecían estarse hundiendo en un primer momento, ¡repentinamente empezaran a levantarse por el aire!

No fue solo el Mar Eterno. Montañas enteras fueron arrancas del suelo y empezaron a flotar, ¡e incluso personas! Independientemente del nivel de sus bases de cultivo, ¡todos empezaron a elevarse por el aire con sus cuerpos totalmente fuera de control!

Ciudades, palacios, plantas, vegetación, animales. ¡Todo lo que contenían los Dominios Inmortales Eternos parecía verse afectado!

¡Era una escena completamente impresionante!

Hasta Bai Xiaochun empezó a elevarse junto a su recámara privada. ¡Ninguna formación de hechizos protectora tenía ningún efecto! Impresionantemente, hasta la puerta de su recámara se vio afectada y se quebró, ¡los fragmentos resultantes simplemente empezaron a flotar lentamente hacia arriba!

Ahora se podía ver a Bai Xiaochun sentado de piernas cruzadas dentro, con un cuerpo marchito y frágil. ¡¡Era imposible siquiera determinar si estaba vivo o muerto!!

Estaba siendo afectado igual que todos los demás en los Dominios Inmortales Eternos, excepto por el hecho… ¡¡de que aún permaneció inmóvil sentado de piernas cruzadas!!

Bai Xiaochun fue el único que permaneció así. Hasta el Emperador-Santo y Song Que temblaban, como si repentinamente hubieran colocado ataduras sobre ellos. Entonces se voltearon con una dificultad inmensa hacia detrás de ellos… ¡¡y pudieron ver que el Renegado Mortal se estaba moviendo!!

Sus manos flotando allí sobre el cielo estrellado temblaban, y se podían escuchar sonidos de crujidos desde su cabeza. Al mismo tiempo, la tierra y las rocas que se habían acumulado sobre él durante tantos años empezaron a agrietarse.

Primero fueron varias decenas de grietas, luego cientos, y luego miles. En apenas unos instantes, ya eran decenas de miles, y con cada nueva grieta, ¡¡su aura se hacía más impresionante!!

Los seres vivientes de los Dominios Inmortales Eternos apenas podían pensar, de hecho, toda la tierra parecía estarse moviendo hacia arriba, aunque muy lentamente.

El Emperador-Santo y Song Que estaban totalmente abrumados por las olas de asombro que sentían.

—Él… él… —dijo el Emperador-Santo con una mirada vacía, y un resplandor de terror en sus ojos al ver esas grietas que se extendían sobre la superficie del Renegado Mortal.

El rostro de Song Que estaba totalmente pálido. Tanto él como el Emperador-Santo lo habían dado todo en su batalla contra el Daoísta Alcance Celestial, y aunque habían acabado con él al final, esa batalla solo sirvió para reforzar la concepción de lo inimaginablemente poderoso que era el Renegado Mortal.

—Se está despertando… ¡¡se está despertando por adelantado!! —En ese momento, los párpados del Renegado Mortal se sacudieron, y se escucharon grandes estruendos. Al ver la tierra y las rocas que caían de él, ¡era obvio que el Renegado Mortal estaba intentando abrir sus ojos!

En cuanto a la tira selladora que tenía encima y representaba al Archi-Emperador, ¡en el tiempo de apenas unos respiros se desvaneció por completo!

Se escuchó cómo si una cuerda de cítara se rompiera, y el sonido se escuchó por todos los Dominios Inmortales Eternos.

Y luego, por primera vez desde haber sido sellado… los párpados del Renegado Mortal se abrieron, ¡¡y revelaron lo que parecían ser dos enormes soles!!

Pero cuando esos soles aparecieron en el oscuro cielo estrellado, no emitieron ninguna luz deslumbrante. No, estos soles eran negros, ¡y en realidad parecían dos agujeros negros!

Y esos agujeros negros… ¡eran los ojos del Renegado Mortal!

¡¡El Renegado Mortal se estaba despertando!!

En ese momento, se pudo escuchar un suspiro, algo que parecía provenir de la antigüedad. Algo que retumbó por toda la creación, llenó todo el cielo estrellado, y hasta resonó en las ruinas, ¡que era todo lo que quedaba de los incontables seres vivientes que alguna vez poblaron el cielo estrellado!

En respuesta a ese suspiro, la mente de todos los seres vivientes de los Dominios Inmortales Eternos empezó a dar vueltas, y empezaron a recobrar el sentido de lo que sucedía. Ni siquiera prestaron atención a como era que flotaban por el aire, pero todos alzaron la mirada al cielo… ¡¡hacia los ojos del Renegado Mortal!!

No hubo gritos alarmados, pero si las incontables inhalaciones de asombro, así como una sensación de terror e impotencia que los llenó a todos.

Entonces se escuchó una voz profundamente antigua, vibrante como llena de la Esencia del tiempo, de modo que hacía que todo envejeciera.

—He despertado por una razón. La exterminación…

En ese instante, los Dominios Inmortales Eternos empezaron a tornarse grises repentinamente…

A estas alturas, ya el Renegado Mortal estaba completamente cubierto de incontables grietas. Y luego… ¡¡grandes estruendos retumbaron junto a su primer intento por moverse!!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente