Capítulo 1245 – AWE – Un Barco. Un Cadáver.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Bai Xiaochi se estremecía de manera insólita. Desde la llegada de Bai Xiaochun, había podido sentir algo familiar en él, algo que se había hecho aún más intenso tras ascender al Reino Arcaico.

Había empezado a respetar más a Bai Xiaochun debido a eso. Pero luego Bai Xiaochun se dio cuenta de lo que sucedía, y cambió su comportamiento a propósito, por lo que esas emociones de Bai Xiaochi se disiparon.

Pensaba que quizás estaba equivocado, y que había sido algún aspecto extraño de la base de cultivo de Bai Xiaochun. Pero ahora, al ver a Bai Xiaochun allí de pie frente al valle de nubes, su corazón empezó a latir con fuerza.

Estaba seguro de que no se equivocaría en ese aspecto. Aunque la persona a la que observaba claramente no era el Daoísta Terrenal, el Imperator Inmortal, había algo en su aura que hasta hacía temblar al vacío. Era algo de lo que Bai Xiaochi estaba seguro… ¡que solo su maestro podía hacer!

Todo para Bai Xiaochi desapareció, incluso el vacío, las ruinas a su alrededor, y todo lo demás. ¡Solo quedaba esa figura de pie como una montaña!

Lo mismo iba para las ruinas del Mundo Inmortal. Estaban temblando como si hubiera despertado algo que llevaba muerto desde los tiempos más antiguos. Había regresado un alma, había vuelto a nacer, e incitó a todo y a todos… ¡a postrarse ante el Imperator Inmortal!

Bai Xiaochun estaba allí de pie sin moverse, justo en frente al valle de agitadas nubes negras. Eventualmente levantó la mirada, y en ese momento se lo veía alto e imponente. ¡Podía sacudir los Cielos y la tierra y estremecer todo el cielo estrellado! Su aura era de esplendor y dignidad incomparables, ¡¡con una energía imparable!!

Mientras todo temblaba, Bai Xiaochun se volteó lentamente a ver a Bai Xiaochi, el cual aún estaba sobre el abanico.

Sus facciones faciales eran las de Bai Xiaochun, pero ahora, incluso alguien que apenas lo hubiera visto algunas veces… ¡se habría dado cuenta de que este no era Bai Xiaochun!

Había algo antiguo en sus ojos que Bai Xiaochun no poseía, así cómo un dolor profundo. En este instante, se veía como un soberano, el tipo de ser único, para quien las personas se ponían de rodillas en veneración apenas posaban sus ojos sobre él.

—Xiao Chi… —dijo suavemente.

Bai Xiaochi quedó boquiabierto y se acercó rápidamente. Se puso de rodillas y dijo, —¡¡Milord!!

Bai Xiaochun se quedó mirando un buen rato a Bai Xiaochi, a las lágrimas en sus ojos y a su emocionada expresión. Luego sonrió. Era una sonrisa emocional, llena de memorias provenientes de tiempos primordiales. El resplandor en sus ojos mostraba que estaba mirando cosas que no había podido mirar en incontables años.

—No llores Xiao Chi, —le dijo suavemente, extendió la mano y acarició la cabeza del espíritu autómata, así como un adulto haría con un niño. Más y más lágrimas corrían por el rostro de Bai Xiaochi y se acercó a extender sus brazos alrededor de la pierna de Bai Xiaochun, como por temor a que si no lo hacía, su maestro desaparecería.

—Has hecho bien. Encontraste a un gran sucesor para mí… —Aunque la voz de Bai Xiaochun sonaba tan suave y despreocupada como siempre, parecía contener algo profundo y antiguo, algo que casi lo hacía ver como si fuera un viejo.

—Ya no existo. Lo único que quedan son mis memorias, y determinación que contienen… No durará mucho tiempo. De hecho, si no hubiera visto este valle de nubes, se hubieran disipado naturalmente tras pocos años. —Luego Bai Xiaochun volvió a regresarle su mirada al valle de nubes, y la determinación en sus ojos se fortaleció.

—Xiao Chi, espera aquí a que vuelva tu nuevo maestro… De ahora en adelante, cuídate mucho. Y se obediente. —En medio de los llantos de Bai Xiaochi, Bai Xiaochun observó su viejo hogar alrededor, ¡y luego se dirigió directo al valle!

A medida que avanzaba, su aura se fortalecía y se hacía más poderosa, cada vez pesaba más presión en el área. Tras poco tiempo, parecía haber sobrepasado el nivel arcaico, ¡y se acercaba al de un soberano!

Mientras ardía esa última pizca de voluntad y determinación que contenían sus memorias, ¡obtuvo un corto periodo de tiempo en el que su energía podía alzarse!

Si hubiera sido un arcaico estando aquí, no habría podido soportar estos niveles de poder, y habría sido asesinado en cuerpo y alma. En cuanto Bai Xiaochun entró al valle y entró en contacto con las nubes, esa energía temporal hizo temblar todo.

Las nubes parecían contener unos poderes corrosivos aterradores, pero frente a la voluntad de un soberano, eran incapaces de hacer nada. Así que Bai Xiaochun no fue herido. Desapareció entre las nubes bajo la mirada llena de lágrimas de Bai Xiaochi.

Adentro de esas nubes, Bai Xiaochun se veía completamente tranquilo. Lo movía una determinación tenaz, y avanzaba lentamente a las profundidades de ese valle.

Todo estaba en silencio, no había más que una turbia niebla a su alrededor. Después de poco, llegó a las profundidades del valle, y apareció una enorme figura al frente de él.

Tras un instante, pudo verla por completo; ¡era un enorme buque de guerra!

Después de ver ese barco, sus ojos se iluminaron intensamente. Siguió caminando, y se acercó rápidamente hasta poder ver lo que era… un barco dilapidado, ¡encallado entre piedras y arena!

Parecía que el paso de incontables eras lo había bautizado. Era de color negro, con velas arruinadas, se veía tan viejo que parecía haber existido por mucho más tiempo que el Mundo Inmortal…

Bai Xiaochun se detuvo frente a ese antiguo y dilapidado buque de guerra, y un resplandor de comprensión pasó por sus ojos. Al parecer, hacía tiempo que había formado sus propias especulaciones sobre los misterios de este valle, y ahora esas especulaciones estaban siendo demostradas.

—Así que, —murmuró—, las leyendas son ciertas… —Luego empezó a flotar por el aire, hasta llegar a la misma altura que la proa del barco, allí… ¡vio a alguien sentado de piernas cruzadas que le estaba dando la espalda!

Era un cadáver que claramente llevaba incontables años muerto. Las ropas que llevaba estaban harapientas por el paso del tiempo, y también era el origen de esas nubes turbias que llenaban el valle.

En cuanto Bai Xiaochun vio ese cadáver, inhaló fuertemente y sus ojos se iluminaron intensamente. Estaba claro que este cadáver era increíblemente viejo, aún más viejo que el barco en sí.

De hecho… ¡¡era una sensación de antigüedad que parecía sobrepasar todo el cielo estrellado!!

A pesar de estar muerto, el aura del cadáver llenó a Bai Xiaochun con una sensación inconmensurable de un poder majestuoso… ¡que iba más allá del nivel de un soberano!

Esa sensación de muerte, y esa presión profunda, eran tan intensas que el aura soberana alrededor de Bai Xiaochun empezó a deshacerse.

Y al mismo tiempo, ¡escuchó los gritos y aullidos de incontables personas muriendo!

Su rostro palideció por completo, pero se forzó a acercarse al cadáver, fue entonces que se dio cuenta de que a pesar de que se veía completamente marchito, ¡había una herida en su frente!

Esa herida era la verdadera razón para la muerte del cadáver. ¡¡Había sido asesinado con el ataque de un solo dedo!!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente