Capítulo 1168 – AWE – ¡Un Gran Secreto!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

A Bai Xiaochun le tomó un rato recobrar la compostura. Entonces el Gran Gordito Zhang le dio un buen trago a su botella de alcohol, y vaciló por un instante antes de decirle en voz baja, —Xiaochun… he descubierto un secreto descomunal. Ni siquiera estoy seguro de si debería decirlo en voz alta…

Bai Xiaochun le devolvió la mirada con sorpresa. Podía ver que el Gran Gordito Zhang se veía perplejo y no sabía qué hacer, como si quisiera revelar lo que sabía, pero al mismo tiempo quisiera mantenerlo en secreto.

De haber sido cualquier otra persona, habría pensado que estaba intentando hacerse el misterioso a propósito. Pero este era el Gran Gordito Zhang, y sabía que no era el tipo de persona que haría tal cosa. No solo eso, gracias al nivel de la base de cultivo de Bai Xiaochun, podía sentir que la Voluntad del Gran Gordito Zhang era distinta de otras.

Aunque el Gran Gordito Zhang seguía siendo un cultivador en el Alma Naciente, su Poder de Voluntad sobrepasaba incluso a expertos semidioses, ¡era parecido al de un celestial!

Bai Xiaochun no habría podido descubrirlo en el Reino Alcance Celestial. Pero ahora era un celestial, y entendía mucho mejor cómo funcionaba el mundo.

Era obvio que había algo especial con el Gran Gordito Zhang, alguna cualidad interna relacionada a su Voluntad. Era casi como si la Voluntad en sí lo hubiera bendecido de algún modo especial.

Hacía años que el Gran Gordito Zhang había empezado a llevar a cabo refuerzos espirituales de acuerdo a su Voluntad. Y esto había jugado un papel importante.

Me pregunto si fue por eso que empezó a soñar con salir del Reino Alcance Celestial… —pensó Bai Xiaochun. Entonces ondeó la mano y extendió el poder de su base de cultivo para añadir otras capas de protección a la formación de hechizos de la embajada.

Luego dirigió su sentido divino a la mente del Gran Gordito Zhang y se comunicó mentalmente, —Dímelo con tu sentido divino. Te puedo garantizar que por el tiempo de unos diez respiros… ¡ni siquiera un arcaico podrá espiarnos!

El Gran Gordito Zhang se relajó un poco, y le explicó sin dudar con su sentido divino.

—Xiaochun, ¡¡he descubierto un secreto sobre el Emperador-Vil!! En realidad es muy difícil de explicar, y ni siquiera estoy seguro de cómo ponerlo en palabras. ¡Me temo que podría haber un desastre si te lo cuento, incluso con las defensas que has puesto! Si quieres saber los detalles, lo mejor sería dejarte verlo en persona. ¡¡Entonces entenderás!! —El sentido divino del Gran Gordito Zhang se comunicó velozmente, quizás por su Poder de Voluntad. Le explicó todo lo posible sobre las circunstancias de su secreto en ese corto tiempo.

Después de su llegada a los Dominios Inmortales Eternos a bordo del buque de guerra de la Madre Fantasma, el refuerzo espiritual era algo que nadie había siquiera escuchado nunca en los Dominios Inmortales Eternos.

En cuanto el Gran Gordito Zhang demostró sus habilidades, generó un escándalo en la Dinastía del Emperador-Vil. Hasta el Emperador-Vil en persona quedó muy interesado y entusiasmado. Hizo que el Gran Gordito Zhang llevara a cabo muchos refuerzos espirituales para ver los resultados. Y después de eso, emitió órdenes que le dieron una buena posición al Gran Gordito Zhang, pero también… ¡le asignó una misión!

Esa misión… ¡era llevar a cabo refuerzos espirituales sobre el impresionante tridente alrededor del cual estaba enrollado el dragón de huesos que albergaba a la Ciudad del Emperador-Vil!

Debido a eso, el Gran Gordito Zhang asumió una posición muy especial en la Dinastía del Emperador-Vil, y se volvió bastante famoso. Pero el Gran Gordito Zhang también conocía sus límites. No le preocuparía fallar al reforzar objetos ordinarios. Pero con esta lanza, sabía que un fracaso conllevaría un gran problema. En el peor de los casos, el tridente colapsaría. Y el resultado final sería su propia muerte.

Por lo tanto, el Gran Gordito Zhang se contuvo. Le dijo al Emperador-Vil que solo tenía el poder suficiente para llevar acabo hasta cinco refuerzos espirituales, y que necesitaría un ciclo de sesenta años para completarlos de manera segura.

Él era la única persona en la Dinastía del Emperador-Vil capaz de realizar refuerzos espirituales, así que no había nadie pudiera determinar si decía la verdad o no. Aunque sospecharan que no fuera cierto, no tendrían manera de confirmarlo. Así que el Emperador-Vil aceptó después de considerarlo un poco.

Aun así, las personas de la Dinastía del Emperador-Vil siguieron estudiando e investigando los refuerzos espirituales. Y eventualmente… llegó el colapso del Reino Alcance Celestial, y las personas que allí vivían fueron dispersadas por todos lados. La Dinastía del Emperador-Vil empezó a esclavizarlos, y la esperanza era… ¡descubrir los secretos del refuerzo espiritual!

El gran secreto que el Gran Gordito Zhang quería contarle a Bai Xiaochun, estaba relacionado de algún modo a los refuerzos espirituales que había llevado a cabo sobre el tridente. Hasta ahora, ya había hecho tres refuerzos espirituales.

Cada vez que llevaba a cabo uno, experimentaba una visión, algo que parecía único.

La suposición del Gran Gordito Zhang era que quizás tenía algo que ver con sus habilidades para el refuerzo espiritual. Al fin y al cabo, ni siquiera el Emperador-Vil sabía nada de sus visiones.

Bai Xiaochun podía ver la cautela del Gran Gordito Zhang, y la seriedad con la que se tomaba el asunto. Así que pasó un destello por sus ojos y decidió ir directo al grano.

—¿Cuándo puedo ir a verlo? —le preguntó.

—¡Just ahora! —le respondió el Gran Gordito Zhang. Ya llevaba demasiado tiempo con este secreto en su corazón, y ni siquiera se había atrevido a pensar mucho al respecto. Era un secreto tan monumental… ¡que podía afectar a todos los Dominios Inmortales Eternos!

Por eso fue que decidió contarle a Bai Xiaochun casi de inmediato. Le preocupaba que si moría de manera inesperada algún día… quizás ese secreto quedaría para siempre enterrado en las arenas del tiempo. Otro factor para su decisión, era que cada vez que llevaba a cabo un refuerzo espiritual sobre el tridente, esa visión se volvía más difícil de ver.

—Apuesto a que desaparecerá por siempre después de dos refuerzos más… Después de eso, no se podrá ver más, aunque se hagan otros refuerzos espirituales. —Entonces se puso de pie sin dudarlo.

Bai Xiaochun claramente podía ver que este asunto era extremadamente importante. Así que ocultó su aura y la del Gran Gordito Zhang, ondeó la mano, y con esto desaparecieron, y reaparecieron afuera de la Ciudad del Emperador-Vil.

El Gran Gordito Zhang ya estaba muy familiarizado con la ciudad, y llevó a Bai Xiaochun rápidamente por un pequeño sendero que llevaba un lugar remoto en lo profundo del valle.

Estaba ubicado en una especie de desfiladero junto al gran tridente, dónde había una pequeña abertura entre el tridente, y las tierras a su alrededor.

Este lugar era la residencia que el Emperador-Vil le había asignado al Gran Gordito Zhang, para que le fuera fácil llevar a cabo refuerzos espirituales sobre el tridente. ¡Justo afuera de su palacio estaba el enorme tridente!

Desde aquí, se podían ver tres diseños plateados, evidencia de los refuerzos exitosos que había llevado a cabo el Gran Gordito Zhang.

Entonces el Gran Gordito Zhang no dijo más. Simplemente apuntó hacia el tridente.

De haber sido cualquier otra persona aparte del Gran Gordito Zhang, Bai Xiaochun habría dudado por lo sospechoso que era todo. Pero en este momento, decidió caminar firmemente hacia esa lanza.

Cuando se acercó, pudo sentir la feroz aura que emanaba el tridente, como si hubiera masacrado demasiadas vidas como para siquiera contarlas. Se le pusieron los vellos de punta. Casi sentía como si estuviera descendiendo en un campo de batalla mortal.

Afortunadamente, el tridente estaba protegido por una marca de sellado que mantenía retenida la mayor parte de esa aura. Aun así, solo alguien con una base de cultivo en el Alma Naciente o superior podría acercarse. De lo contrario, habría sido difícil tan solo construir la Ciudad del Emperador-Vil sobre los huesos que colgaban del enorme tridente.

De verdad tengo que llevar a cabo un refuerzo espiritual…? —pensó. Sus métodos para eso eran distintos de los demás. Pero al final provenían de los mismos principios. Para los refuerzos de alto nivel, tendría que usar su wok de tortuga. E incluso para refuerzos de bajo nivel, para él era más sencillo y simple usar el wok. Pero un simple cuarto refuerzo era algo que podía hacer por sí solo de ser necesario. Al fin y al cabo, ya era un nigromante celestial que había aprendido sus habilidades en las Tierras Desoladas, el hogar de los refuerzos espirituales.

Así que extendió la mano, convocó una llama de cuatro colores, y luego la colocó cuidadosamente sobre la superficie del tridente.

En cuanto su mano hizo contacto con el tridente, y la llama empezó a fundirse en su interior, y su expresión cambió. En ese momento, escuchó un grito agonizante en su cabeza.

—¡Me niego a aceptarlo! ¡¡Me niego a defraudar a mi ancestro!!

¡Una visión impresionante vino junto a ese grito!

Sorprendentemente… ¡lo que estaba viendo era el Emperador-Vil!

Pero… no había un solo Emperador-Vil; ¡eran dos!

Estaban en un combate mortal. La visión no estaba muy clara, pero Bai Xiaochun podía ver claramente los ataques tan rápidos como un rayo, y luego… ¡uno de los Emperadores-Viles fue abatido!

Murió gritando, atravesado por este mismo tridente. Para cuando el tridente fue removido de su cuerpo, ¡ya estaba muerto en cuerpo y alma! ¡¡Y luego su cuerpo se desvaneció!!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente