Capítulo 111 – Haciendo Contacto con los Grilletes

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Eran las altas horas de la noche, y la luna brillaba en lo alto del cielo. Estaba muy oscuro dentro de la cueva, pero Bai Xiaochun podía escuchar toda una sinfonía de siseos y serpientes escurriéndose afuera. Ponía los pelos de punta.

La cabaña de piedra era pequeña, y aparte de la formación de la Llama Terrestre y el horno para píldoras, estaba completamente vacía.

Bai Xiaochun suspiró y activo la formación de la Llama Terrestre, haciendo que la luz de las llamas titilara alrededor de él. Esto lo hizo sentir un poco mejor. Era el tipo de persona que tenía a habituarse fácilmente a nuevos ambientes. Aunque estaba asustado, sabía cómo adaptarse. Un momento después, le dio un vistazo al bolso de almacenamiento que Li Qinghou le había dejado, después de lo cual se le abrieron los ojos de par en par.

Estaba llena con una cantidad masiva de plantas medicinales, algunas de las cuales costaría una enorme cantidad de puntos de mérito adquirir de la secta. Incluso había algunas que reconocía por los cinco volúmenes de plantas y vegetación, como unas que la secta no ofrecía.

Había una enorme variedad de todo tipo de plantas medicinales, demasiadas como para contarlas. Si las usaba cuidadosamente, sería capaz de confeccionar, no solo medicinas espirituales del tercer nivel, pero posiblemente incluso medicinas espirituales del cuarto nivel.

Emocionado, calentó el horno para píldoras y empezó a confeccionar algo de medicina. Mientras pudiera distraerse de los sonidos de afuera, podría continuar su investigación. Esta vez, estaba seguro de que sería capaz de reducir las impurezas de las medicinas del tercer nivel a menos del noventa por ciento.

El tiempo pasó. Tres meses después, Bai Xiaochun estaba con el cabello enmarañado y se había olvidado completamente de donde estaba. Estaba completamente concentrado en la confección de medicina, en cuanto al humo negro que resultaba en una lluvia acida afuera, de hecho era nutritiva para las víboras de la cueva. Las serpientes competían para ser las primeras en respirarla, después de lo cual emitían unos siseos ensordecedores.

Aunque Bai Xiaochun no le prestó nada de atención a eso. Estaba en un punto crítico en su proceso de confección, y había logrado reducir las impurezas en las píldoras tóxicas hasta el noventa y uno o noventa y dos por ciento. Tan solo un poco más y habría tenido éxito alcanzando su meta.

Tenía los ojos inyectados de sangre mientras confeccionaba medicina como loco. En un parpadeo, pasaron tres meses más.

Ya llevaba medio año viviendo en la cueva de las serpientes. Además de su confección, practico el cultivo. Ahora era capaz de desplegar completamente el Reino del Pantano, lo cual resultaba en una presión increíble. Desafortunadamente, aún era completamente incapaz de invocar su espíritu de esencia vital.

También se había acostumbrado a las serpientes. Incluso caminaba ocasionalmente afuera de la cabaña. Allí las serpientes lo miraban fríamente, listas para abalanzarse al instante que pusiera un pie afuera del escudo de la formación de hechizos.

Li Qinghou vino a revisar a Bai Xiaochun en secreto en varias ocasiones. Después de llegar a la conclusión de que Bai Xiaochun estaba seguro, dejó salir un suspiro de alivio.

Debido a que Bai Xiaochun no había sido visto ya por medio año, la ribera sur se había calmado. No había truenos o relámpagos, no había nubes nocivas o lluvia acida. Todos disfrutaron de paz y tranquilidad.

Ocasionalmente, las personas pensaban en Bai Xiaochun, pero la mayoría de las personas ya habían oído que Li Qinghou lo llevó al Valle de las 10.000 Serpientes. Además, cuando las personas consideraban romper las reglas de la secta, pensaban en Bai Xiaochun y se decían a sí mismos “¡No puedo hacer una Bai Xiaochun! Esto está mal. Si Bai Xiaochun hiciera algo así, definitivamente sería castigado. Debo pensar mejor las cosas.”

Pasó el tiempo. Seis meses más. Ya había sido un año entero desde que Bai Xiaochun desapareció del público. Incluso Zheng Yuandong suspiraba.

“Enviar a Bai Xiaochun al Valle de las 10.000 Serpientes fue la decisión correcta,” pensó. “Lo único que hay allí son serpientes. No será capaz de causarle problemas a nadie.”

Sin embargo, fuera Zheng Yuandong, Li Qinghou, o los demás discípulos de las tres cimas de montañas, todos… claramente habían subestimado a Bai Xiaochun…

En un día en particular, Bai Xiaochun estaba allí en su cabaña de piedra, justo acababa de terminar de confeccionar un lote de píldoras medicinales. No hubo ningún humo negro. La píldora adentro del horno ya no era tóxica, pero en cambio, ¡una píldora medicinal de grado bajo con un ochenta y un por ciento de impurezas.

Aunque sería considerada del grado más bajo entre otras píldoras de grado bajo, de todos modos era completamente diferente de una píldoras tóxica.

Emocionado, levantó su cabeza y se rio a carcajadas. Después de intentar otro lote, confirmó su éxito. Finalmente, en lo concerniente a medicina espiritual del tercer nivel… ¡Podía tener una tasa de éxito del cien por ciento!

Con su nivel de dominio sobre medicinas espiritual del tercer nivel, incluso fórmulas para píldoras que no se hubiera encontrado antes, tendrían una tasa de éxito perfecta después de que resolviera los pequeños problemas que podrían aparecer.

Completamente agitado, salió corriendo de su cabaña de piedra riéndose a carcajadas. Había pagado un precio muy alto y usado una enorme cantidad de tiempo para alcanzar este punto.

En realidad, cuando pensaba en ello, ¡incluso el ser arrojado a la cueva de las serpientes valió la pena!

Tomó un respiro profundo, sacudió su manga y observó con desdén… a las serpientes que lo rodeaban.

“Luego viene el cultivo. ¡¡Necesito alcanzar el noveno nivel de Condensación de Qi y conseguir mi Piel de Oro Imperecedera!!” Sintiéndose muy orgulloso de sí mismo, regresó a su cabaña de piedra, donde una vez más empezó a confeccionar medicina.

Sacando su wok de tortuga, realizó refuerzos espirituales en todas las píldoras medicinales que había producido, y luego las consumió.

Su base de cultivo aumentaba firmemente. Ya había estado en el gran círculo del octavo nivel de Condensación de Qi, tan solo a un pelo de avanzar al siguiente nivel. Un mes después, mientras permanecía allí sentado meditando de piernas cruzadas, visualizando un enorme mamut de guerra, su base de cultivo estalló de poder. El poder espiritual dentro de él se escuchaba como cien ríos fluyendo al mar.

Después de inspeccionar de cerca, el mar de hecho se veía como un dragón, como si un dragón realmente hubiera empezado a existir dentro de él. Mientras circulaba por sus canales de qi, su cuerpo carnal empezó a emitir el sonido de crujidos, y la imagen de un mamut apareció detrás de él.

Era una enorme bestia con largo pelaje, levantándose en sus piernas traseras para emitir un poderoso rugido. Cuando impactó sus piernas contra el suelo, esparció ondulaciones por el aire, haciendo que las serpientes cercanas temblaran. Los ojos de las ocho cobras del dios de sangre brillaron con una luz penetrante, sus escamas se pusieron de puntas y las ‘capuchas’ en sus cabezas se abrieron.

Bai Xiaochun había estado observando la imagen del mamut de la Escritura de la Formación del Mar del Dragón y el Mamut. El incremento resultante de poder espiritual empujó su base de cultivo todo el camino más allá del octavo nivel de Condensación de Qi, ¡hasta el noveno!

El poder de su cuerpo carnal se disparó, el qi y su sangre fluían rápidamente.  De hecho parecía haberse vuelto un poco más grande a la vez que cada pequeña carne y músculo se nutría.

Aparentemente, debido a su Técnica Imperecedera de Vivir Por Siempre, su piel plateada titiló, y algo extraño ocurrió. Era como si su cuerpo carnal hubiera entrado en contacto con algún tipo de grillete, ¡una barrera que alguien con un cuerpo ordinario no podría romper!

Su mente se llenó de estruendos y todo parecía que le daba vueltas. Era como una botella que, después de haberse llenado con agua, se le había forzado más agua adentro, haciendo que empezara a temblar y agrietarse.

Un temblor lo recorrió, y sus ojos se abrieron de golpe revelando una impresionante luz.

Si algún discípulo ordinario en la etapa de Condensación de Qi pudiera ver a Bai Xiaochun en este momento, esa persona estaría completamente atónita. A pesar de que la presión que expulsaba no era la de un cultivador en el Establecimiento de la Fundación, aun así podía hacer que quien sea temblara y se rindiera.

¡Era como una presión que podía aplastar a todo ser vivo!

“Todos tienen grilletes,” murmuró. “Independientemente del nivel de la base de cultivo o el cuerpo carnal, hay grilletes que las personas no pueden romper… Así que, los grilletes mencionados en la Escritura de la Formación del Mar del Dragón y el Mamut… ¡Son los mismos grilletes de los que escuché hablar anteriormente!

“En la Escritura de la Formación del Mar del Dragón y el Mamut… el poder del mamut representa el cuerpo, y pueda llevar el cuerpo carnal de una persona a la cumbre más alta. El poder del dragón representa el espíritu, y puede llevar la base de cultivo a los límites de la Condensación de Qi. Este es el propósito del primer y segundo nivel, alcanzar la cumbre, no hacer contacto con el grillete. Al cultivar el tercer nivel, el dragón y el mamut se combinan para llevar a alturas aún mayores, y es entonces cuando se puede hacer contacto con el grillete. Tomando prestado el poder de los meridianos del Cielo y la tierra, al igual que una Píldora del Establecimiento de la Fundación, uno puede avanzar, para formar un mar de qi… ¡Y alcanzar el Establecimiento de la Fundación!

“Obviamente, no cualquiera puede cultivar la Escritura de la Formación de Mar del Dragón y el Mamut. Solo las personas que hayan cultivado tanto su espíritu como su cuerpo hasta el octavo nivel de Condensación de Qi pueden cultivarla con éxito.

“Mi Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre podrá estar incompleta, y solo contiene la Piel Imperecedera. Pero ese sénior misterioso, al salvarme dijo que si alcanzaba el nivel de la Piel de Oro Imperecedera, podría hacer contacto con el primer grillete. Cuando eso ocurra, si puedo romperlo, será una buena fortuna para mí.

“Lo que he sentido hoy, ha de ser el llamado… ¡Grillete!” Los ojos de Bai Xiaochun brillaban tan intensamente que eran como lámparas dentro de la oscura cabaña de piedra.

“El patriarca fundador creó la Escritura de la Formación del Mar del Dragón y el Mamut. Cultivándolo hasta el final, uno puede combinar el dragón y el mamut para hacer contacto con el grillete. Sin embargo, el límite es solo hacer contacto.

“En el primer volumen del Códice Imperecedero, la Piel de Oro Imperecedera, también se puede hacer contacto con el grillete, pero ese también es el límite. Solo rompiendo el grillete después de haber hecho contacto puede uno cultivar el segundo volumen, ¡El Rey Celestial Imperecedero!

“De todos modos, en este momento solo he cultivado con éxito el primer nivel de la Escritura de la Formación del Mar del Dragón y el Mamut, y mi Piel Imperecedera solo está en la cima del nivel de plata. Una vez haya avanzado, debería cumplir los requisitos… ¡Para hacer contacto con el grillete!” Ya a este punto Bai Xiaochun estaba jadeando.

“De hecho, avanzar con cualquiera de las dos técnicas… ¡Debería permitirme hacer contacto con el primer grillete!” Bai Xiaochun pensó en el asunto emocionado una y otra vez, y se dio cuenta de algo aún más emocionante.

“Si este análisis es correcto, me pregunto… una vez avance con ambos, la Piel de Oro Imperecedera y el Dragón y el Mamut, ¿a qué nivel llegará mi cuerpo carnal?”

A pesar de que no estaba seguro de la respuesta, estaba lleno de una intensa anticipación. Tomando un respiro profundo, produjo algunas píldoras medicinales para recuperar su energía vital, y luego empezó a practicar su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre.

La luz plateada titilante dentro de él gradualmente se estaba llenando de hebras de oro. Eran tenues al principio, pero indicaban que su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre había alcanzado el borde de la Piel de Oro Imperecedera.

Después del tiempo que toma en quemarse un palillo de incienso, terminó su sesión de cultivo y salió emocionado de la cabaña de piedra. Mirando alrededor a la cueva, adoptó inconscientemente la postura de un héroe, sacudiendo su manga y murmurando, “Ya estoy en el noveno nivel de Condensación de Qi. Solo esperen a que rompa el primer grillete. Cuando eso ocurra, ¡ni una persona en el octavo nivel de Condensación de Qi será rival para mí!”

Suspirando consigo mismo, repentinamente notó la masiva cantidad de serpientes alrededor de él, y como siseaban y se escurrían por todos lados, algunas incluso escupían veneno.

A la distancia, estaban las cobras del dios de sangre, las cuales estaban en el octavo nivel de Condensación de Qi. Una de ellas repentinamente salió disparada hacia adelante, solo para rebotar sobre el escudo de la formación de hechizos.

Impactado, Bai Xiaochun observó alrededor a las serpientes que siseaban, molesto por como escupían veneno constantemente.

“¿Realmente piensan que Lord Bai no tiene como lidiar con ustedes? No me fuercen, montón de–”

Antes de que pudiera terminar de hablar, un grupo entero de serpientes se arrojó por el aire e impactó contra el escudo justo en frente de él.

“¡Esto es todo, me han forzado!” rugió mientras regresaba de vuelta a su cabaña de piedra.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente