Capítulo 109 – Una Llovizna en el Pico Caldero Violeta…

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Durante su primer mes en el Pico Caldero Violeta, Bai Xiaochun trabajó tranquilamente en su cueva de inmortal. Ninguno de los discípulos alrededor de él siquiera notaron que estaba allí. El Gran Gordito Zhang se empezó a relajar. Al principio, había ido a visitar a Bai Xiaochun con bastante frecuencia para verlo en su trabajo de confección, pero eventualmente dejó de visitarlo tan a menudo.

Pero entonces… pasó otro mes.

Los ojos de Bai Xiaochun brillaban mientras observaba las píldoras medicinales en frente de él. Después de una examinación detallada, empezó a reírse fuertemente. Durante ese mes de trabajo, había realizado cuatro grandes esfuerzos para intentar conseguir un método nuevo para limpiar las impurezas, y ahora, finalmente había encontrado su nueva dirección.

“Usar relámpagos para purificar las píldoras con una fuerza externa es un método. ¡Pero otro método es purificar las medicinas espirituales desde adentro!”

“Bai Xiaochun, realmente eres un genio. ¡Jajaja! Ya sé exactamente qué hacer. Usando los principios del refuerzo y la supresión mutua, puedo crear un poder abrasador mientras confecciono las píldoras, algo que va a eliminar las impurezas. Después de forzar a salir las impurezas, ¡la píldora medicinal resultante ya no será tóxica!” Emocionándose cada vez más, tomó un respiro profundo y empezó a trabajar.

Después de organizar todas las plantas medicinales y luego empezar a meterlas en el horno para píldoras, empezó a añadir aún más plantas que no eran parte de la fórmula de la píldora, manteniendo un registro cuidadoso de todo lo que hacía.

Cuatro días después, entró una vez más en un estado de concentración como si estuviera poseído. Dando vueltas continuamente alrededor del horno para píldoras, hacía ajustes ocasionales a la Llama Terrestre, algunas veces añadía más medicinas espirituales, siguiendo sus institutos para reforzar o diluir la mezcla.

Al caer la noche, la emoción de Bai Xiaochun creció aún más, mientras sonidos de pequeños estallidos se escucharon desde el horno para píldoras. En poco tiempo, el horno empezó a sacudirse, y luego un humo negro nocivo salió flotando. Bai Xiaochun sacudió su manga rápidamente para soplar el viento hacia afuera de su cueva de inmortal, donde flotó por el aire. Pronto, terminó siendo absorbido por las nubes encima del Pico Caldero Violeta, y un poco de él fue llevado por el viento en dirección al Pico Cresta Verde.

Después de que limpió el humo de la cueva de inmortal, Bai Xiaochun se apresuró hacia el horno para píldoras y le dio un vistazo adentro. Contenía una sola píldora medicinal, la cual levantó y examinó. Claramente era una píldora tóxica; sin embargo, mientras que la versión anterior había sido cien por ciento impura, esta era solo entre un noventa y ocho y un noventa y nueve por ciento impura.

Estaba bastante satisfecho, ahora estaba seguro de que estaba moviéndose en la dirección correcta. Todo lo que tenía que hacer era seguir trabajando duro para hacia el método adecuado para encontrar la combinación perfecta de elementos.

“¡Jajaja! Este método de confección es mucho más sutil. Sin relámpagos. Sin truenos. ¡No afecto a más nadie en lo absoluto!” Estaba muy feliz. Después de todo, realmente no quería incitar la furia de los demás discípulos debido a su trabajo de confección.

Sintiéndose bastante satisfecho, se sentó de piernas cruzadas para meditar por un rato. Después de terminar su rutina diaria con la Escritura de la Formación del Mar del Dragón y el Mamut, la Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre y el Reino del Pantano, se dirigió al horno para píldoras para empezar a confeccionar de nuevo.

Estaba completamente devoto a su trabajo. Cada día, confeccionaba de cuatro a cinco lotes, y cada vez, salía un humo negro flotando, el cual el procedía a sacar de la cueva, a donde se elevaba hacia los cielos.

Diez días después, estaba maravillado por descubrir que, de cada diez lotes de medicinas, cuatro serían píldoras tóxicas, pero los niveles de impurezas estaban bajando constantemente. Últimamente, habían caído a alrededor del noventa y siete por ciento. Una reducción clara comparada con el nivel anterior de cien por ciento.

Este tampoco fue su único progreso. Las píldoras que salían bien también tenían aún menos impurezas. Si continuaba por este camino, sería capaz de producir consistentemente medicinas espirituales del tercer nivel y de grado medio.

Con ojos ardiendo de pasión, se aisló completamente del mundo exterior y se volvió loco en la confección de medicina. Era casi como si estuviera en meditación aislada. Mantuvo registros cuidadosos y hacía constantemente los ajustes requeridos. En poco tiempo, incrementó su productividad hasta el punto en el que estaba produciendo siete u ocho lotes al día. El humo negro se elevaba al cielo casi constantemente. Quince días después, se maravilló al descubrir que los niveles de impureza en las píldoras tóxicas habían caído al noventa y cinco por ciento.

Para este entonces, Bai Xiaochun había estado en el Pico Caldero Violeta por dos meses ya, muchos discípulos del Pico Nube Fragante estaban empezando a dejar salir suspiros de alivio. No estaban seguros de a donde se había ido exactamente Bai Xiaochun, pero podían sentir que la paz y la tranquilidad habían sido restauradas.

Aparte del Gran Gordito Zhang, nadie en el Pico Caldero Violeta sabía que Bai Xiaochun había ido allí para confeccionar medicina. Sin embargo, ya se habían esparcidos las noticias de las cosas que ocurrieron en el Pico Nube Fragante por su culpa. Cuando el Gran Gordito Zhang escuchó algunas de las historias, empezó a temblar.

Jamás se hubiera podido imaginar que Bai Xiaochun podría causar una conmoción tan grande en el Pico Nube Fragante. A pesar de que estaba un poco nervioso, Bai Xiaochun había permanecido muy tranquilo y no había llamado la atención en lo absoluto. Gradualmente, el Gran Gordito Zhang se empezó a relajar una vez más.

El tiempo pasó. Bai Xiaochun ya había estado en su trabajo de confección por tres meses seguidos. El humo negro salía constantemente de su cueva de inmortal, al punto que finalmente estaba empezando a llamar algo de la atención de los discípulos del Pico Caldero Violeta cercanos. Sin embargo, ninguno de ellos pensó mucho al respecto.

El Gran Gordito Zhang ya estaba más tranquilo que nunca. Sin embargo, notó algo un poco molesto últimamente, y es que había empezado a llover sobre el Pico Caldero Violeta. Era una lluvia muy extraña, tomando en cuenta que solo caía sobre el Pico Caldero Violeta y en ningún otro sitio.

Además, la lluvia era muy sucia; si te caía encima, te dejaría marcas oscuras en la ropa. Gradualmente, los demás discípulos del Pico Caldero Violeta empezaron a darse cuenta, y la gente empezó a preguntarse qué estaba pasando exactamente. En cuanto a Bai Xiaochun, estaba concentrando como loco en su confección de píldoras… Y en este punto, estaba produciendo quince lotes al día.

Casi nunca se tomaba descansos, y estaba empezando a verse un poco amarillento y demacrado. En cuanto a las píldoras tóxicas, sus niveles de impurezas seguían cayendo. Ya estaban alrededor del noventa y dos y noventa y tres por ciento.

“Solo unos pocos meses más, y será capaz de hacer que los niveles de toxinas caigan debajo del noventa por ciento. ¡Entonces contarán como medicinas espirituales de grado bajo!” Con un grito de emoción se sumergió aún más a sí mismo en sus confecciones. Mientras tanto, el sonido de un escándalo se estaba acumulando afuera.

El Gran Gordito Zhang estaba caminando por uno de los senderos que pasaba a través del Pico Caldero Violeta, cuando repentinamente, la lluvia empezó a caer aún más fuertemente que antes. Al mismo tiempo, un hedor punzante empezó a llenar el aire. Luego, los ojos del Gran Gordito Zhang se abrieron de par en par al darse cuenta que mientras la lluvia caía sobre él, de hecho le dolía. Además, sus ropas… estaban empezando a derretirse.

El Gran Gordito Zhang abrió la boca impresionado y luego dejó salir un grito alarmado al darse cuenta que solo tomaría unos momentos para que todas sus ropas se derritieran. Corrió inmediatamente de vuelta a su residencia.

Por el camino, se pudieron escuchar más gritos alarmados. Mientras corría, el Gran Gordito Zhang vio otros discípulos del Pico Caldero Violeta corriendo a toda velocidad con sus ropas arruinadas. Mientras más los empapaba el agua de la lluvia, más se derretían las telas. Incluso había algunos discípulos desafortunados que ya estaban completamente desnudos.

“¡Cielos! ¿¡¿¡Qué… qué está pasando!?!?”

“¡¡Mis ropas!!”

“¿Qué tipo de lluvia es esta? ¡Apesta, e incluso hiere! ¡¡Y de hecho está derritiendo mis ropas!!”

“¡Maldita sea! ¡Ni siquiera los escudos mágicos pueden detenerla!” El Pico Caldero Violeta estaba completamente escandalizado. Quienquiera que no saliera inmediatamente de la lluvia se daría cuenta rápidamente que las ropas se estaban derritiendo en sus cuerpos.

El Pico Caldero Violeta estaba volviéndose un caos. Incluso algunos de los discípulos que tenían mucho tiempo en la Secta Interna se estaban volviendo locos. En todas sus vidas, jamás habían experimentado nada como esto. Los gritos de las discípulas mujeres eran particularmente agudos.

Los ancianos del Pico Caldero Violeta se quedaron mirando impactados. Incluso hubo algunos que estaban afuera exponiendo sobre técnicas mágicas. Cuando la lluvia cayó sobre ellos, temblaron…

Al mismo tiempo, muchas personas alcanzaron a ver la cueva de inmortal de Bai Xiaochun, desde la cual salían densas masas de humo negro. Mientras se elevaba al cielo, la lluvia negra nociva caía aún más fuertemente.

Había un discípulo de la Secta Interna en particular que estaba dando su mejor esfuerzo para cubrir sus ropas. Siguió volando adelante alarmado hasta que justo de casualidad pasó directamente a través de una nube de humo negro.

Instantáneamente, sus ropas se habían ido… dejando salir un chillido alarmado, desplegó el poder de relámpagos y rápidamente se envolvió en electricidad. Unos momentos después, se puso una túnica nueva solo para descubrir que ya se estaba derritiendo.

“¿Qué está pasando? Quienquiera que esté en esa cueva de inmortal, ¡sal de ahí ahora mismo!” Este discípulo de la Secta Interna no era otro más que, Lu Tianlei.

Cuando las demás personas se dieron cuenta de la fuente del problema, empezaron a rugir de furia.

“¡Maldita sea! ¡Está saliendo de allí! Sabía que algo estaba mal. ¡Nadie había vivido antes en esa cueva de inmortal, pero los últimos meses he visto que sale un humo negro de ella!”

“¡Ese humo negro es lo que está causando el desastre! Ha estado elevándose al aire ya por meses. ¡Ha afectado el clima! ¡¡Por eso es que está cayendo esta lluvia acida!!”

Mientras las personas gritaban enfurecidas, el Gran Gordito Zhang estaba escondido en su residencia, viendo con una mirada vacía lo que ocurría afuera. Su mente estaba dando vueltas a la vez que veía la lluvia caer, y repentinamente entendió como se sintieron los discípulos del Pico Nube Fragante…

En la cumbre de la montaña, la lord de la cima del Pico Caldero Violeta, Xu Meixiang, estaba mirando alrededor atónita. Sin atreverse a poner un pie afuera de su mansión, apuntó su dedo hacia el cielo, activando la formación de hechizos del Pico Caldero Violeta. De inmediato apareció un escudo de luz, el cual impidió temporalmente que la lluvia cayera sobre la montaña.

Sin embargo, el escudo estaba claramente siendo corroído por la lluvia destructiva.

Los discípulos del Pico Caldero Violeta tomaron la oportunidad de la pequeña pausa para ponerse nuevas ropas. Irritados, empezaron a rebosar con intención asesina, y se apresuraron en dirección a la cueva de inmortal de Bai Xiaochun.

En poco tiempo, los discípulos del Pico Nube Fragante notaron que el escudo de la formación de hechizos del Pico Caldero Violeta se había activado, y notaron que le estaba cayendo una lluvia encima.

“¿Qué está pasando allá en el Pico Caldero Violeta?”

Mientras aún reflexionaban sobre la situación, las voces de incontables individuos se unieron creando un rugido de furia desde la dirección del Pico Caldero Violeta, un rugido que podía sacudir el cielo y destruir la tierra.

“Bai. Xiao. ¡¡CHUN!!”

El sonido resonó por todos lados, inclusive sacudió al mismo Pico Caldero Violeta. Los discípulos del Pico Nube Fragante miraron alrededor atónitos. Luego, la imagen de cierto individuo apareció en sus mentes, y lo entendieron todo.

“¡Bai Xiaochun se fue a confeccionar medicina al Pico Caldero Violeta!”

“Esa seguramente es la razón. ¡¡El lord de la cima dijo que no podía confeccionar medicina aquí así que fue al Pico Caldero Violeta!!”

Los rugidos de los discípulos del Pico Caldero Violeta hicieron que Bai Xiaochun gritara horrorizado. Había estado emocionado a punto de empezar otro lote al momento que escuchó el sonido de un sin fin de técnicas mágicas impactando su cueva de inmortal. Boquiabierto, fue a mirar a fuera solo para descubrir una muchedumbre de discípulos enfurecidos que rodeaba su cueva.

Lu Tianlei estaba allí, con corrientes eléctricas danzando alrededor de él mientras embestía hacia adelante.

Salieron alas de la espalda del aterrado Bai Xiaochun, y empezó a volar. Los gritos enfurecidos resonaban detrás de él, a la vez que los discípulos del Pico Caldero Violeta lo perseguían.

El Gran Gordito Zhang observaba todo a la distancia, tragando fuertemente y pretendiendo rápidamente que no había visto nada. Bajo ninguna circunstancia deseaba que nadie supiera que fue él quien arregló que Bai Xiaochun consiguiera una cueva de inmortal.

Cuando los discípulos del Pico Caldero Violeta empezaron a perseguir a Bai Xiaochun, repentinamente…

Gritos alarmados empezaron a escucharse en la dirección del Pico Cresta Verde.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente