Capítulo 1049 – AWE – ¡Reconstruyendo el Corazón Dao!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Este era un gran asunto que Bai Xiaochun ni siquiera tuvo que molestarse en anunciar públicamente. Debido a la magia Daoísta de nivel celestial que la Madre Fantasma acababa de usar, todos los celestiales de la Dinastía del Emperador-Vil habían estado prestando atención, incluso el Emperador-Vil en persona. Poco después de la partida del lagarto de huesos, una serie de hebras de sentido divino empezaron a reunirse en el lugar en el que acababa de ocurrir esa batalla, sobre el Mar Eterno.

Eran cinco en total, los cuales pertenecían a los cinco celestiales de la Dinastía del Emperador-Vil. Mientras escaneaban el área, se dieron cuenta de las auras residuales, y quedaron totalmente conmocionados.

Esto era especialmente cierto gracias a Virūpākṣa. Este tenía una magia Daoísta especial que le permitió tomar las imágenes de los últimos momentos de la batalla y traerlas de nuevo a través del tiempo para poder verlas. Cuando él y los demás celestiales vieron lo ocurrido, quedaron impactados y también llenos de ira.

—¿¡Secuestraron a uno de nuestros celestiales!?

—¿¡Le va a llevar a la Celestial Madre Fantasma como tributo de sangre al Emperador-Santo!?

—¡Qué coraje! ¡¡Esto es una humillación para nuestra dinastía entera!!

La ira de los cinco celestiales distorsionaba el cielo e hizo que surgiera una gran ráfaga de viento. Debido a eso, la superficie del Mar Eterno empezó a llenarse de grandes olas.

—¡Atrápenlo! —Las cinco hebras de sentido divino empezaron a perseguirlo. Aunque sus verdaderas formas no estaban presentes, Bai Xiaochun solo era un pseudo-celestial, y de ningún modo podría resistir el sentido divino de cinco verdaderos celestiales.

Los estruendos a su paso resonaban por todo el Mar Eterno.

El secuestro de un celestial era un asunto simplemente descomunal. Cuando los cinco celestiales comprendieron lo ocurrido, los semidioses del tercer dominio inmortal empezaron a usar distintos métodos para divulgar las noticias y esto causó una conmoción aún mayor.

Las noticias se extendieron como el fuego, desde el tercer dominio inmortal, al resto de la Dinastía del Emperador-Vil, ¡y en poco tiempo hasta la Dinastía del Emperador-Santo!

Por supuesto, el Emperador-Vil había visto la situación desde el primer momento en el que Bai Xiaochun secuestró a la Madre Fantasma. Sus ojos ardían con ira, y se puso de pie de inmediato como para tomar acción. Pero en ese momento… se detuvo y volteó hacia la Ciudad del Emperador-Santo.

Allí pudo sentir un aura comparable a la suya que estallaba repentinamente y con ferocidad.

Supo de inmediato que si salía de la Ciudad del Emperador-Vil para entrar al Mar Eterno, entonces el Emperador-Santo interferiría. Las consecuencias de eso… podrían traer cambios masivos a las dos dinastías imperiales. Lo que en este momento era una simple fricción entre las dos, podría desencadenar en una guerra absoluta.

Ni el Emperador-Vil ni el Emperador-Santo querían eso en este momento. Aunque la Dinastía del Emperador-Santo era más débil que la Dinastía del Emperador-Vil, el precio que este último tendría que pagar para ganar tal conflicto sería inmenso. De momento, el Emperador-Vil no podía decidirse a hacer tal cosa.

Después de ese enfrentamiento tenso, el Emperador-Vil se sentó lentamente y sus ojos titilaron con más frialdad que nunca.

En cuanto el Emperador-Vil decidió sentarse, en otro dominio inmortal lejano, en la Ciudad del Emperador-Santo, se pudo escuchar una risa repentina. Entonces una voz cálida emitió órdenes desde la ciudad imperial, ¡unas órdenes que resonaron en los oídos de todos en la ciudad!

—Compañero Daoísta Gu Tianjun, por favor, ve a la frontera… ¡para recibir un tributo espectacular de un Compañero Daoísta del Reino Alcance Celestial!

Mientras su voz aún resonaba, una hebra de qi de espada estalló desde alguna parte de la Ciudad del Emperador-Santo. En ella se podía ver a un hombre apuesto de mediana edad, con una túnica y cabello blancos, y una gran espada colgando de su espalda.

Después de juntar sus manos hacia la Ciudad del Emperador-Santo, se volteó y aceleró a la distancia, lo acompañaban varios semidioses.

Este giro de los acontecimientos sorprendió a muchas personas, y estas empezaron a averiguar de inmediato. Las noticias se extendieron rápidamente por la ciudad y llevó a un asombro generalizado.

—¿¡Un cultivador del Reino Alcance Celestial secuestró a la Celestial Madre Fantasma de la Dinastía del Emperador-Vil!?

—¿¡La está trayendo a la Dinastía del Emperador-Santo como tributo de sangre!?

—¡Cielos! ¿¡Cómo puede ser tan atrevida esta gente de Alcance Celestial!?

—¿¡Ha secuestrado a un celestial!?

La conmoción siguió sacudiendo las dos dinastías imperiales durante varios días. Incluso a toda velocidad, el lagarto de huesos requería tiempo para cruzar todo el Mar Eterno. Y tomando en cuenta que se movía aún más rápido que la verdadera forma de la Madre Fantasma, esto quería decir que los sentidos divinos de los cinco celestiales no podrían alcanzarlo fácilmente.

Después de no mucho tiempo, ya estaban más lejos de la Dinastía del Emperador-Vil de lo que estaban de la Dinastía del Emperador-Santo, y entonces empezaron a ponerse más ansiosos.

Según su análisis, probablemente podrían alcanzar el barco… pero lo harían cuando ya estuvieran tan cerca de la Dinastía del Emperador-Santo que no podrían hacer mucho.

Poco después, el Emperador-Vil en persona ordenó el cese de la persecución. Las cinco figuras borrosas formadas por el sentido divino se detuvieron sobre el Mar Eterno, y se quedaron viendo a la distancia con miradas gélidas.

—¿Con qué Bai Xiaochun eh? —El Emperador-Vil quería más información sobre él, y parece que no le tomó mucho tiempo conseguirla.

—¡El Archi-Ancestro del Reino Alcance Celestial!

Cuando el sentido divino de los cinco celestiales se disipó, Gongsun Wan’er se encontraba moviendo el lagarto a toda velocidad. Podía controlar el barco igual de bien que su verdadero ser. Después de todo, ella era un alma descarnada formada por su brazo izquierdo, y el brazo izquierdo era justamente la llave para controlar el barco. Gracias a eso, bajo su control, este era capaz de una velocidad impresionante.

Se formaban grandes olas sobre el mar debajo de ellos cuando el barco pasaba. Mientras tanto, Bai Xiaochun estaba allí de pie mirando a lo lejos, y su corazón latía con emoción.

Joder. Estas Tierras Eternas… ¡¡no son tan intimidantes después de todo!! —Sacudió su manga y respiró hondo. En este momento, había emergido completamente de su estado depresivo previo.

¿A quién le importan unos simples celestiales? ¡Ya secuestré a uno! Hmm… ¿qué hay de los arcaicos…? Secuestré a un semidiós cuando estaba en la Formación del Núcleo, y le di una bofetada a un experto casi en el Reino Mahayana cuando era deva. Ahora que soy un semidiós… ¡¡ya me he encargado de un celestial!!

Mientras la Dinastía del Emperador-Vil desaparecía tras ellos, bajó la mirada hacia la marca en forma de chispa que había en el dorso de su mano, y sus ojos se iluminaron.

Hao’er no ha muerto. Tarde o temprano encontraré una manera de despertarlo. ¡Lo que tengo que hacer ahora es establecer una base sólida aquí en las Tierras Eternas!

Mi Dao no ha cambiado. Quiero vivir por siempre. Quiero las mismas cosas que siempre he querido… ¡¡quiero que todos mis amigos y mi familia vivan por siempre conmigo!!

Y hay algo más que tengo que hacer… ¡Tengo que encontrar un hogar permanente para la gente del Reino Alcance Celestial! —Bai Xiaochun siempre se había considerado una especie de donnadie, y definitivamente no era ningún gran héroe. Pero a medida que progresaba en la vida, había empezado a adquirir lentamente un sentido del deber y responsabilidad.

Su mundo había estado condenado a la destrucción, independientemente de que se vengara o no del Daoísta Alcance Celestial. Después de despertar en las Tierras Eternas, lo que encontró fue un cadáver tras otro y había descendido lentamente en una depresión amarga.

A excepción del Daoísta Alcance Celestial, ahora sentía una conexión profunda con todos los que habían sobrevivido a la destrucción del Reino Alcance Celestial. Todas los rencores o conflictos ya eran cosa del pasado.

Lástima que no podré ver la mirada en sus caras cuando escuchen lo que acabo de hacer. Bueno, ¡Las veré eventualmente! —Sus ojos resplandecían con determinación de cara al viento. Llevaba consigo sus memorias y esperanzas para el futuro. ¡Ya había tomado su decisión!

Más o menos en este momento, el Rey Fantasma Gigante salió caminando de su camarote, y pudo ver a Bai Xiaochun de pie sobre la proa del barco. El Rey Fantasma Gigante finalmente pudo suspirar de alivio.

El Bai Xiaochun que conozco por fin ha vuelto…

Pagina Anterior
Pagina Siguiente