Capítulo 1012 – AWE – ¡La Resurrección del Ancestro de Sangre!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Junto a ese intenso qi de sangre, apareció un rayo de luz color sangre por sobre la Isla Alcance Celestial. Este rayo venía del este, ¡y sacudió toda la tierra a su paso!

Dentro de esa luz color sangre… ¡había una enorme lanza de sangre!

Tenía 30.000 metros de largo y mientras se aproximaba, quedó claro que su blanco no era la isla en sí. ¡Sino la enorme mano del mundo que se había formado con las almas de los cuatro ríos y con el Mar Alcance Celestial!

Se movía con una velocidad impresionante, y cuando impactó la mano mundial, dejó salir un estallido ensordecedor.

—¡Ancestro de Sangre! —rugió El Celestial con un rosto retorcido por la ira. —¿¡No estás muerto!?

Lamentablemente para él, su grito no pudo evitar que la lanza impactara la mano del mundo. Esa lanza se hizo pedazos al golpearla, ¡pero detuvo por un momento la mano en su camino hacia Bai Hao y Bai Xiaochun!

¡Esa corta pausa era suficiente!

Bai Hao, el cual había estado sonriendo amargamente, repentinamente aumento la intensidad con la que ardía su alma, ¡y completó al instante el poder de la teletransportación!

¡La forma llameante de Bai Hao se envolvió alrededor de Bai Xiaochun y luego se esfumó de la Isla Alcance Celestial!

El inconsciente Bai Xiaochun se esforzó por abrir los ojos, pero todo lo que pudo ver fue unas llamas que titilaban vagamente. Sin embargo… ¡aun así podía detectar un impresionante qi de sangre muy similar al suyo!

De vuelta en la Isla Alcance Celestial, el Celestial rugió con ira y demencia, ¡el mundo entero no paraba de temblar y una frialdad gélida se extendió por todos lados!

—¡Maldito seas Ancestro de Sangre! Tú… ¿¡no estás muerto!? —El Celestial estaba tan lleno de ira que era indescriptible. Había sacrificado a su propia carne y sangre, había pagado el más alto precio, pero al final… había vuelto a fallar en el momento crítico.

Había fallado una y otra vez, y esto lo llevó a la demencia.

—¡¡Malditos sean todos ustedes!! ¡¡Todos morirán!! ¡¡No podrás escapar Bai Xiaochun!! —El Celestial rugía y la mano del mundo empezó a hacerse más grande, y al mismo tiempo aceleró hacia las Tierras Desoladas para perseguir a Bai Hao.

Sin embargo, en ese momento, ¡otra ráfaga de qi de sangre salió de la base de la Secta Desafiadora del Río en el este! Y esta vez, ¡la energía involucrada superaba vastamente la de la última vez!

El mundo entero se pintó del color de la sangre, y la fuente de eso era…

¡La región oriental de Alcance Celestial!

¡La base de la Secta Desafiadora del Río!

Todos los discípulos que aún estaban en la secta quedaron completamente impactados. De hecho, empezaron a escapar con expresiones llenas de incredulidad y asombro. Lo que todos estaban mirando… era algo imponente en el medio de la Secta Desafiadora del Río, algo que siempre habían visto como un tesoro precioso de la secta… ¡el cuerpo carnal del Ancestro de Sangre!

Era inigualablemente alto, un gigante que estaba de pie junto al Baniano del Cielo Monstruoso, y que había permanecido en su lugar por incontables años, sin moverse jamás por sí mismo. Sin importar como se lo mirara, era un cadáver.

Pero en este momento, ¡el Ancestro de Sangre se estaba moviendo! La tierra que se había acumulado sobre su piel con el transcurso de los años empezó a resquebrajarse y a derrumbarse, y caía hacia el suelo debajo.

Su mano, que alguna vez había sido el hogar de la Secta Corriente de Sangre, se sacudió, con lo que empezó a caer al suelo aún más tierra y escombros.

En lo profundo del Ancestro de Sangre, su corazón marchito empezó a palpitar súbitamente…

¡Ba-dump! ¡Ba-dump! ¡Ba-dump! ¡Ba-dump!

Sus palpitaciones resonaban por su interior y una luz del color de la sangre se vertió por todas sus venas. ¡Entonces empezaron a fluir corrientes de sangre fresca!

Sus venas… ¡se estaban regenerando!

El proceso ocurrió extremadamente rápido, con una velocidad impresionante. En poco tiempo, ¡el palpitar de su corazón se hizo tan fuerte que se escuchaba fuera de su cuerpo!

Los cultivadores de la Secta Desafiadora del Río quedaron boquiabiertos y empezaron a gritar alarmados.

—El Ancestro de Sangre… el Ancestro de Sangre… está…

—No puede ser, ¿¡qué está pasando!?

—Está… ¿¡está vivo!?

La División Corriente de Sangre estaba particularmente conmocionada. Después de todo, este era su tesoro precioso de reserva, algo que los había ayudado a cultivar a través de todos estos años. Ellos habían imitado al Ancestro de Sangre, y lo usaban para crear todo tipo de habilidades divinas. Y ahora… ¡este estaba volviendo a la vida!!

En el pasado, el Ancestro de Sangre se podía mover cuando los discípulos de la División Corriente de Sangre unían su poder para controlarlo. Pero ahora… no había nadie haciendo esto. Por lo que el palpitar de su corazón generó olas de asombro que abrumaron a todos los discípulos presentes que podían verlo.

El sonido llegó rápidamente a tal punto que se escuchaba como los truenos de los cielos. Y lo que era aún más impresionante, ¡era la fuerza vital que empezó a arder en su interior!

Debido a ella, y debido a ese intenso qi de sangre, ¡los Cielos y la tierra se empaparon del color de la sangre! ¡El Ancestro de Sangre estaba volviendo a la vida!

Ya no irradiaba el aura de la muerte. ¡Sino que rebosaba con un asombroso poder en su cuerpo carnal!

Sin embargo… esta era solo la resurrección de su cuerpo carnal. El Ancestro de Sangre había vuelto a la vida físicamente, pero… ¡no tenía alma!

Sin embargo… cuando el cuerpo carnal del Ancestro de Sangre despertó y su fuerza vital se avivó, apareció un mono en una montaña de la Secta Corriente Espiritual. Este mono había aparecido por primera vez hacía muchos años, ¡cuando Bai Xiaochun confeccionaba píldoras en la Secta Corriente Espiritual!

Una expresión seria sin igual se podía ver ahora en su cara, así como una mirada de determinación.

Es hora de pagar lo que se debe… Debería estar muerto, así que ha sido una verdadera bendición poder volver durante estos cortos años… ¿El Cuidador de tumbas quiere que restaure tu alma? ¡De acuerdo! —El mono se rio fuertemente, su cuerpo se marchitó hasta hacerse cenizas, ¡y reveló un alma!

No era el alma del mono, sino un alma descarnada de alguna entidad desconocida. ¡Esta empezó a volar de inmediato hacia el Ancestro de Sangre!

En otro lugar de la Secta Desafiadora del Río había un conejo. Se podía ver una sonrisa melancólica en su cara, cerró sus ojos y también colapsó hasta hacerse cenizas, ¡cosa que reveló otra alma que también empezó a volar hacia el Ancestro de Sangre!

Y no fueron solo el mono y el conejo los que hicieron esto. En otra ubicación entre las tierras de Alcance Celestial había un tigre alado que acechaba un valle montañoso. Este se estremeció, entonces levantó la cabeza y rugió. En ese momento se hizo cenizas, ¡y un alma descarnada salió volando!

Lo mismo ocurrió con cierta bandada de aves, una colonia de hormigas, y un grupo de gansos… Todas las entidades extrañas que habían surgido por las raras píldoras de Bai Xiaochun se hicieron cenizas…

Y mientras lo hacían, ¡las almas que habían estado llevando en sus cuerpos se elevaron por el aire y se dirigieron a la Secta Desafiadora del Río!

Un gran número de almas descarnadas empezaron a volar hacia la Secta Desafiadora del Río, y entonces entraron al cuerpo del Ancestro de Sangre. Cuando llegó la última, el Ancestro de Sangre se estremeció.

¡Entonces un rugido salió por su garganta e inundó el mundo entero!

—Contuve mi aliento ayer, para despertar hoy… ¡Finalmente he vuelto! —En ese momento… ¡el Ancestro de Sangre abrió sus ojos!

Un aura asesina impresionante hizo erupción como una tormenta, un aura repleta de… ¡una tempestad de odio!

—He vuelto por ti… ¡Celestial! —Toda la tierra que se había acumulado sobre el Ancestro de Sangre ya había desaparecido, y reveló a un dios de batalla que saltó por el aire y empezó a volar hacia la Isla Alcance Celestial, ¡rebosaba un odio y locura incomparables!

En ese momento, en el palacio imperial de la Ciudad del Archi-Emperador, el Archi-Emperador estaba mirando hacia la Ciudad de Adviento Espiritual, está ya había caído y estaba ardiendo. De hecho, muchos cultivadores de almas estaban escapando desde allí hacia la Ciudad del Archi-Emperador.

El Archi-Emperador se estremeció súbitamente, y sintió un tipo de qi de sangre que solo existía en las leyendas.

—Eso es… eso es… —El Archi-Emperador estaba tan impactado que casi no podía hablar.

Y abajo… en lo profundo del tercer nivel de la Ciudad del Archi-Emperador, dentro de esa pagoda arruinada, el cuidador de tumbas estaba sentado de piernas cruzadas en meditación. Sus ojos se abrieron lentamente una vez más para ver a Bai Xiaochun y a Bai Hao, el cual se materializó frente a él envuelto por las llamas.

—Ya puede comenzar… la última fase del plan…

Pagina Anterior
Pagina Siguiente