Capítulo 1000 – AWE – ¡Regeneración Que Desafía los Cielos!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

—Quizás estés cualificado para pelear con semidioses Bai Xiaochun. ¡Pero no estás cualificado para evitar que peleemos! —Las palabras del Patriarca Cielo Estrellado retumbaban como un trueno proveniente de los más altos Cielos. ¡Sus manos destellaron con gestos de conjuro y envió su Lanza del Cielo Estrellado cada vez más cerca de Bai Xiaochun!

El aire alrededor de Bai Xiaochun no parecía poder resistir la fuerza, por lo que se resquebrajaba, y hasta el suelo, el cual que estaba tan lejos debajo de ellos, empezó a temblar.

Nadie decía nada en todo el campo de batalla. Todos se quedaron viendo a ver qué ocurriría. Mientras tanto, Bai Xiaochun respiró hondo, y el brillo ardiente de color sangre que tenían sus ojos empezó a intensificarse. ¡Su energía también empezó a ascender!

El aire se llenó de estruendos, su cabello ondulaba a su alrededor y lo hacía ver cómo algún dios de batalla. Le plantó cara directamente a la enorme lanza… ¡y extendió su mano derecha!

—Como dije. El tiempo dirá si te puedo forzar o no. —Dicho esto, apretó su mano violentamente para formar un puño.

El símbolo de la luna en su ojo izquierdo también se iluminó de manera deslumbrante, y la marca del sol en su ojo derecho se encendió con vida. Con su encarnación del Antepasado Nube Relámpago y con todo el poder de su cuerpo carnal y su base de cultivo… ¡poseía un poder de batalla que podía transformar los Cielos y alterar la tierra!

Todo esto toma un tiempo en describirse, pero ocurrió en un abrir y cerrar de ojos. La Lanza del Cielo Estrellado se acercaba con una energía indescriptible, ¡hasta llegar justo frente a Bai Xiaochun!

Esa lanza era absurdamente enorme, de 30.000 metros de largo. También irradiaba unos niveles de energía que hacían parecer como si un sinfín de montañas de los Cielos estuvieran por aplastar y erradicar a Bai Xiaochun. De hecho, parecía tan fuerte como para acabar con el mundo. Era fácil imaginarse a esa lanza impactando a Bai Xiaochun y aplastándolo completamente como a una rama seca.

Pero fue en ese momento que… en vez de retroceder, Bai Xiaochun salió disparado hacia adelante, y se convirtió en un meteorito que iba directamente hacia la Lanza del Cielo Estrellado.

—Antepasado Nube Relámpago… ¡Esplendor Binario del Sol y la Luna!

Un aura salvaje y barbárica hizo erupción desde Bai Xiaochun, junto a un aullido que realmente parecía provenir del antepasado de toda la humanidad. Además, ¡cada uno de sus ojos resplandecía con el esplendor del sol y de la luna! Una luz deslumbrante apareció… ¡y Bai Xiaochun embistió de frente la Lanza del Cielo Estrellado!

El Rey Fantasma Gigante claramente estaba conmocionado, y el Patriarca Cielo Estrellado tenía una expresión muy seria en el rostro. ¡Los cultivadores de abajo casi se olvidan de respirar y solo veían la espectacular escena que transcurría arriba!

Se pudo escuchar un aullido indescriptiblemente fuerte, sacudió toda el área, y hasta el aire vibró de manera sorprendente.

¡BOOOOOOOOOOOM!

La Lanza de 30.000 metros se detuvo. Entonces empezaron a surgir grietas en su superficie, y parecía obvio desde entonces que esta no podía aguantar ni un solo golpe de Bai Xiaochun. Sin embargo, perduró por el tiempo de varios respiros, tiempo durante el cual los estruendos solo se intensificaron. ¡Hasta que la lanza finalmente colapsó en pedazos!

Un sinfín de chispas que parecían estrellas se dispersaron por doquier, y Bai Xiaochun fue empujado hacia atrás por la fuerza del impacto. Salió un poco de sangre por las comisuras de su boca, y su pecho se había hundido un poco. Su base de cultivo también estaba en caos y su piel cubierta de un sinfín de grietas y rasgaduras.

Pero en cuanto plantó su pie para detener su movimiento, las rasgaduras y grietas de su piel se cerraron, y su pecho volvió a la normalidad. Luego dio otro paso hacia atrás, su base de cultivo se estabilizó, y el poder de su cuerpo carnal volvió a la normalidad.

Entonces dio un tercer paso, con este detuvo su movimiento y alzó la mirada. En ese momento, su energía se alzó poderosamente… ¡como si no hubiera recibido ninguna herida en primer lugar!

Observó al Patriarca Cielo Estrellado con un resplandor en sus ojos, y aún lo rodeaban todos esos haces de luz estelar.

—¿Eso es todo lo que tienes? —dijo Bai Xiaochun. Se pudieron escuchar muchos suspiros entre los cultivadores de abajo, muchos también gritaron asombrados…

—¡¡¡No está herido!!!

—¡No puede ser! Este Bai Xiaochun… ¡¡se recuperó prácticamente de inmediato de la habilidad divina del Patriarca Cielo Estrellado!!

—Esto… esto…

Ellos no eran los únicos impactados. El Rey Fantasma Gigante estaba igual de impactado.

Se le quedó viendo a Bai Xiaochun con los ojos abiertos de par en par por la incredulidad, y lo que veía lo tenía totalmente sorprendido.

Con habilidades regenerativas como esas… ¿¡quién podría matarlo!?

El Patriarca Cielo Estrellado se sentía casi abrumado por las impresionantes olas de asombro que le impactaban, y se quedó sin aliento.

Como semidiós que era, había podido ver las serias heridas que le había propinado a Bai Xiaochun con su lanza. Aunque la destrucción de su lanza no era ninguna sorpresa, sí que era impactante ver que Bai Xiaochun se recuperaba en lo que tardaba en dar tres pasos hacia atrás.

Era una cosa totalmente absurda, y también hizo que surgiera un poco de temor en lo profundo de su corazón.

Su poder de batalla es el de un semidiós… ¡¡pero sus habilidades regenerativas sobrepasan incluso a El Celestial!! Maldita sea, ¿¡de dónde sacó habilidades regenerativas como esas!? ¡Me niego a creer que pueda seguir así una y otra vez! ¡Tiene que tener un límite! —El Patriarca Cielo Estrellado estrechó los ojos y se le quedó viendo a Bai Xiaochun mientras rotaba su base de cultivo. Poco después, extendió sus manos, e hizo que una energía aún más espectacular llenara el aire.

—Así que puedes hacerle frente a la Lanza del Cielo Estrellado. Pues muy bien, ¡intenta con esto! —Se mordió la lengua y escupió una bocanada de sangre, esta se dispersó en una niebla de sangre. En cuanto esta se unió al cielo estrellado de arriba, ¡las estrellas empezaron a brillar con tanta intensidad que casi parecía que se hubiera hecho de día!

Mientras la luz de las estrellas caía, empezó a converger sobre sí misma para formar algo diez veces más majestuoso que la Lanza del Cielo Estrellado. La energía que irradiaba sobrepasaba cualquier cosa previa… ¡y apareció un dragón de 300.000 metros de largo! Ese era… ¡el Dragón del Cielo Estrellado!

¡ROOOOAR!

Los ojos del dragón brillaban como los cuerpos celestes más brillantes, sacudió el cielo entero, se quedó viendo a Bai Xiaochun y rugió.

Entonces empezó a moverse hacia él, Bai Xiaochun le devolvió la mirada con un brillo en sus propios ojos.

—Patriarca Cielo Estrellado, no importa que habilidades divinas uses contra mí. Todas… ¡¡son inútiles!! —Dicho esto, dio un paso adelante, y se convirtió en un meteorito ardiente que iba disparado hacia el Dragón del Cielo Estrellado, tal y como había hecho para encarar la lanza de hacía unos momentos.

Mientras se movía, apretó su mano derecha para asestar un puñetazo. Con esto surgió un agujero negro, este absorbía todo el poder de su base de cultivo y su cuerpo carnal. Y también apareció un emperador sombrío tras él.

La cabeza del emperador parecía tocar el cielo de arriba, y sus pies estaban firmemente plantados en el suelo. Toda la creación se estremeció violentamente, y el rostro del Patriarca Cielo Estrellado cambió.

¡El aire tiránico que irradiaba ese emperador sombrío era extremadamente aterrador!

El puño de Bai Xiaochun salió disparado hacia el Dragón del Cielo Estrellado, ¡unido por el puño del emperador sombrío!

Este era nada más y nada menos que… ¡El Puño del Emperador Imperecedero!

Una energía capaz de derrumbar montañas y secar mares fue desatada sobre ese dragón aparentemente inmortal, ¡el cual dejó salir un aullido que sacudió por completo las Tierras Desoladas!

Los cultivadores de abajo quedaron ensordecidos y sus mentes daban vueltas. Muchos empezaron a toser bocanadas de sangre.

Además, el poder del puño de Bai Xiaochun era tan poderoso, que parecía acercarse a los límites que gobernaban el mundo entero. Debido a esto, apareció esa misma red mundial en el cielo, ¡la que había aparecido durante la batalla entre el cuidador de tumbas y El Celestial!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente