Capítulo 70 – ARMSBS – Terrorismo [Parte II]

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

¡Crash!

 

Los pilares a medio derretir, se convirtieron en polvo por la colisión de los dos conjuros. Algunas de las pocas partes que quedaban en pie, se derrumbaron. Zod apretó los dientes y comenzó a preparar un nuevo conjuro.

 

Un error momentáneo se había convertido en un doloroso error.

 

Era un duelo entre dos magos que superaban el sexto circulo y la mayoría de hechizos que empleaban superaban el quinto círculo. Se podía decir que estaban intercambiando hechizos letales sin piedad.

 

Como resultado, el derrumbe del palacio se había acelerado.

 

Mientras tanto, no muy lejos, las personalidades de la Alianza de Reinos Occidentales habían acelerado su paso hacia la escalera que llevaba a la salida.

 

“Esto… De repente… Qué es… un rayo… de la nada…”

 

El rey de Prillecha tenía un cuerpo bastante gordo y era incapaz de mantener la velocidad. Después de viajar una corta distancia, ya estaba jadeando. Aunque uno de los caballeros lo apoyaba, la velocidad a la que viajaba seguía disminuyendo debido a su pesada constitución.

 

Desir fortaleció sus habilidades físicas con magia y agarró el otro lado del Rey de Prillecha.

 

“¡De ninguna manera! ¡Esto no puede estar pasando!”

 

“Estoy irritado.”

 

Los reyes que integraban la Alianza de Reinos Occidentales estaban muy molestos. Sus lujosos ropajes estaban cubiertos de polvo y, algunos de ellos, habían sido lastimados tras caerse durante el temblor.

 

Uno de los más resentidos era el Rey Divide que, unos momentos antes, había estado insistiendo en tener una línea dura con el Reino de Hebrion. No pudo evitar expresar su descontento, mostrando qué tan molesto estaba.

 

“¿Cómo se atreven esa turba en cometer tal grosería? No puedo excusar este comportamiento.” – dijo con una voz cruel y enojada.

 

Miró la pelea entre Zod y el enmascarado. A continuación, dio una orden a los caballeros que lo rodeaban.

 

“¡Ayudad a Zod a matarlo de inmediato!”

 

Al escuchar su orden, siete caballeros que habían logrado evitar la muerte, atacaron al hombre con la máscara de un cuervo.

 

“¡NO!”- gritó Desir, pero ya era demasiado tarde. ¡Su enemigo era un mago del Sexto Círculo!

 

El enmascarado miró a la gente que corría hacia él y murmuró un conjuro.

 

DUCHA ESPECTRAL

 

 

Una magia del Quinto Círculo.

 

Un círculo de luz brillante se formó sobre la cabeza del enmascarado, haciendo que sus cuerpos cayeran desmembrados. Un haz de luz caliente que ni siquiera era visible.

 

Cuando el rey Divide vio este espectáculo desolador, aceleró sus pasos, mientras mantenía la boca cerrada.

 

El enmascarado estaba a punto de extender su mano para invocar otro conjuro, pero cambió de opinión cuando Zod se acercó rápidamente.

 

“¿A dónde estás mirando?”

 

AULLIDO DE MAGMA

 

 

¡Braaaam!

 

La confrontación continuó.

 

Mientras el enmascarado y Zod estaban de pie, uno frente a otro, las personalidades de la Alianza de los Reinos Occidentales pudieron escapar con seguridad de la sala de conferencias y huir a los pisos inferiores.

 

Al ver su partida, Zod detuvo la batalla con el enmascarado.

 

“¡¿Quién demonios eres tú?!” – gritó.

 

Pero en lugar de responder, el enmascarado comenzó a invocar otro conjuro.

 

‘Es una persona difícil de tratar.’ – pensó, mientras reflexionaba amargamente sobre esta situación.

 

Para Zod era fácil destruirlo si realmente lo intentaba. Podía emplear un fuerte conjuro para derrotarlo, pero Zod necesitaba tener en cuenta a las personalidades de la Alianza de los Reinos Occidentales. No podía destruir el palacio sin pensar, usando un mega conjuro.

 

Y el hombre que tenía delante era consciente de este punto débil. Por lo tanto, su magia se dirigió por completo contra estar personalidades, haciendo que Zod tuviera que contrarrestar todos y cada uno de los conjuros. Además, tenía que controlar su poder para no causar más daños al palacio.

 

‘Si aguanta hasta que todos escapen…’

 

En ese momento, salió una voz de la máscara con forma de cuerpo.

 

“Eres… ¡tan negligente!”

 

Al escucharlo, Zod cerró los ojos y amplió su rango sensorial para cubrir todo el palacio, mientras adivinaba que algo más estaba a punto de suceder.

 

‘¡Mierda…!’ – pensó, mientras abría mucho los ojos. La entrada al palacio.

 

Sintió un conjuro del quinto círculo en una zona por la que debían pasar para escapar. Estaba escondida de forma inteligente y no podía ser detectada sin una alta concentración. Definitivamente era uno de los hechizos del enmascarado, pero aún no se había activado.

 

‘Es como el primer hechizo.’

 

Era la magia del sexto hechizo, Eclipse, que había empleado para atacar el palacio. Debería haber alguna señal de preparación para un hechizo de ese nivel. Sin embargo, consiguió activarlo y abarcar todo el palacio sin previo aviso.

 

Tenía que haber conseguido lanzar la magia por adelantado y dejar el conjuro preparado para que pudiera ser activado en cualquier momento.

 

‘De ninguna manera… Un artefacto, ¡con la capacidad de memorizar!’

 

Un artefacto capaz de lanzar un conjuro y luego activarlo en un momento predeterminado. Hace décadas, el Imperio Hebrion obtuvo un artefacto como ese de un Mundo de las Sombras de nivel tres. Pero en esta época era considerado un artefacto perdido.

 

Cuando Zod pensó en eso, de repente miró al Cuervo bajo una nueva luz. Si era lo que suponía, el hombre que estaba frente a él era mucho más peligroso de lo que había pensado en un principio.

 

‘Debo detener la trampa primero.’

 

Tan pronto como Zod intentó teletransportarse al piso inferior para detener la magia que acababa de descubrir, el enmascarado le agarró de la ropa. Desaparecieron por un instante y volvieron a aparecer en el mismo lugar.

 

“¡TÚÚÚÚU!”

 

Zod podía sentir como la gente se iba acercando a la entrada donde les esperaba la trampa. Estaba empezando a desesperarse, pero el hombre enmascarado continuó interrumpiendo sus planes hasta el final.

 

“¿……?”

 

De repente, los pasos de aquellos que se dirigían hacia la salida se detuvieron de forma abrupta. Y…

 

 

“Calculo inverso… ¿Fuiste tú?”

 

La magia que estaba esperando el momento adecuado para activarse se desmoronó. Alguien lo había visto y lo desactivo, invirtiendo el conjuro.

 

‘¿Desir?’

 

La gente comenzó a salir lentamente. Zod se sentía eufórico.

 

 

“¿Hay otro mago de nivel del Sexto Circulo…?”

 

No podía ver la cara cubierta con la máscara del cuervo, pero su expresión estaba definitivamente contorsionada por la rabia. Zod desató su poder en serio, ya no necesitaba contenerse y la magia destructiva comenzó a concentrarse y operar frente a él.

 

“Bueno, prepárate.”

 

“Desafortunadamente, no tengo nada que hacer contigo.”

 

Por el contrario, el enmascarado retrocedió para aumentar la distancia que los separaba. Su cuerpo se transformó en partículas negras y desapareció sin dejar rastro.

 

Había usado la magia de teletransporte sin lanzar ningún hechizo. Sucedió tan rápido que no tuvo tiempo para interrumpirlo. No importa lo que pudiera hacer, no había tiempo para reaccionar.

 

Zod sonrió amargamente.

 

El enemigo había huido, pero no parecía haber terminado aquí. El daño ya estaba hecho, y parecía como si hubiera logrado sus objetivos. Como prueba de sus pensamientos, un humo negro seguía elevándose por todas partes en el palacio.

 

“Esto fue una locura…”

 

*.*.*

 

 

“¿Cómo sabías que allí había un hechizo?” – dijo la Santa. Fueron sus primeras palabras tras abandonar el palacio por un pasadizo quemado. Estaba asombrada por la capacidad de Desir.

 

Cuando la gente estaba corriendo hacia la entrada, de repente, Desir detuvo a la gente e invirtió un hechizo del Quinto Círculo que había sido colocada allí. Si hubieran pasado sin tener cuidado, todos podrían estar muertos.

 

“Porque sólo hay una entrada al palacio.”

 

Si se pensaba con calma, no era un razonamiento difícil.

 

Habían lanzado un ataque mágico que cubría todo el palacio y era fácil descubrir que estaban apuntando por las personalidades que estaban en su interior.

 

Asumiendo que el propósito del enmascarado era matar a todos los líderes de la Alianza de los Reinos Occidentales, podía deducir que habría pasado algo de tiempo cubriendo la posibilidad de que al menos uno de los objetivos fuera capaz de deslizarse por una grieta e intentar escapar.

 

Sólo había una entrada al palacio. Era simple poner una trampa, pero también simple de adivinar. Siguiendo ese hilo de pensamiento, Desir tuvo que asumir que podría haber algún problema en la ruta de huida y, como resultado, miro a su alrededor con cuidado.

 

Cuando descubrió el hechizo del quinto circulo, lo invirtió y permitió que la gente abandonara el palacio.

 

“¡Salió a salvo mi Rey!”

 

Fuera del palacio, había rastros de una intensa batalla. Los caminos bien cuidados estaban parcialmente destruidos y numerosos árboles estaban ardiendo. El olor a sangre también estaba por todas partes.

 

Los cadáveres de los Forasteros y de los soldados del castillo ese podían encontrar en todas direcciones. Parecía que había sido un movimiento de distracción para los caballeros que custodiaban el interior del palacio.

 

La batalla parecía que acababa de terminar.

 

Todas las tropas de caballeros que quedaban se acercaron hacia ellos, parecían bastante exhaustos por esa larga batalla. Pero las personalidades que asistieron a la gran reunión del consejo, se mezclaron con sus respectivas tropas.

 

Los caballeros eran considerados el pináculo de la seguridad dentro del continente, así que se encontraban a salvo con ellos a su lado.

 

Desir pudo finalmente tomarse un momento para mirar a su alrededor y reordenar sus pensamientos. Viendo el humo que se elevaba desde los edificios y la evacuación de todos los ciudadanos de Deltaheim, se dio cuenta de que el palacio no fue el único lugar que atacado.

 

 

Fue un ataque terrorista a una escala épica.

 

Los caballeros y los soldados de Deltaheim todavía tendrían que seguir luchando durante un tiempo más.

 

“¿Cuál es la situación?” – preguntó Desir, a uno de los caballeros que estaba ocupado haciendo mantenimiento a sus armas.

 

Miró a Desir de arriba a abajo y, cuando estaba a punto de ignorarlo debido a la impresión equivocada de que el Desir era sólo un niño, Priscila corrigió su actitud.

 

“Responde a su pregunta.”

 

Por un instante, pasó su mirada entre Desir y Priscila. La autoridad de la Santa era absoluta. Cuando lo instó a dar una respuesta, sólo pudo explicar la situación actual.

 

“En la actualidad, Deltaheim se encuentra en una situación donde los agresores están corriendo desenfrenados. Los soldados están luchando contra ellos, pero han arrasado los principales puntos de guardia de la ciudad y divido al resto a través de engaños.

 

Además, las habilidades de cada uno de los Forasteros estaban casi al nivel de los caballeros. Los caballeros son tropas de élite y podían luchar contra ellos, pero los soldados eran tropas comunes y no eran su oponente.

 

“En cualquier caso, no esperamos que nos concedan un respiro.”

 

Para Desir era algo muy difícil de aceptar. Sin importante como lo pensase, esto no había sucedido en el pasado. Habían logrado atentar la ciudad donde se reunían todos los reyes y personajes importantes de la Alianza de Reinos Occidentales. Este gran incidente no ocurrió en su vida anterior.

 

Era una situación sin precedentes.

 

Si uno de los reyes que integraban a la Alianza de los Reinos Occidentales hubiera muerto a causa del ataque terrorista, la unión habría recibido un daño irreparable y hubiera podido desmoronar la coalición. El Reino Occidental estaba a punto de derrumbarse.

 

Y ese evento todavía no había terminado.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente